Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Capital Riesgo. Ámbito y Situación

Jueves, 17 de octubre de 2013 | Benito Mercader | Director general de Murcia Emprende SCR
El capital riesgo no ha estado exento de la complicada situación de la economía española, hecho que se ha reflejado en una notable caída del volumen de inversión (2.500 millones de euros en 2012, un 23,5% menos que en 2011). No obstante, es positivo apuntar que el número de operaciones no ha disminuido (543), siendo el 90% de ellas de menos de cinco millones de euros y en empresas en fases de arranque y expansión, potenciando así el escenario del 'venture capital' y su validación en tiempos de escasez financiera como alternativa real.

Esta realidad es importante, pues es donde se mueven la mayoría de pymes de nuestra comunidad y donde el empresario se siente reflejado, no así en los grandes deals que se quedan muy alejados de sus circunstancias y no ayudan a acercar esta herramienta financiera al pequeño/mediano empresario, tal y como es el objetivo de Murcia Emprende S.C.R. Los datos del primer semestre del 2013 ratifican esa tendencia, con un incremento del 14% en el número de operaciones y un especial peso en aquellas de Expansión y Early Stage (Primeras Fases).

Los sectores de actividad más dinámicos siguen siendo el de TIC (Telecomunicaciones e Internet), seguido de los de Biotecnología y Servicios a Empresas, que coinciden ampliamente con los proyectos analizados por Murcia Emprende (44%) y los de su actual cartera (60%).

No obstante, es necesario apuntar que actualmente los inversores se centran más en oportunidades que en mercados concretos; en compañías especializadas que en sectores específicos. Es lógico que los criterios de riesgo se vean condicionados por el marco económico y se sacrifique rentabilidad buscando acotar el riesgo. En este sentido, y entendiendo la labor catalizadora que debe tener Murcia Emprende en nuestra comunidad, estamos buscando un lógico equilibrio entre un riesgo asumible y la rentabilidad que nos exigen nuestros inversores, pero siempre dirigidos a empresas diferenciadoras y con potencial recorrido de crecimiento.

Asimismo, los criterios de valor del private equity no han variado, pero se han desplazado como consecuencia del entorno actual. Operaciones apalancadas (ahora muy escasas) donde se buscaba la plusvalía según los criterios de valoración de las empresas y diseñado una Estructura de Inversión Imaginativa, han dejado paso al Objetivo Principal de Modelo de Negocio y Gestión.

Para nosotros resulta doloroso no poder estimar operaciones en compañías o proyectos que no poseen ni lo uno ni lo otro, y donde la mejor ayuda que podemos ofrecer (aún a riesgo de equivocarnos) es exigirles que revisen su planteamiento o que eviten caer en el viejo adagio del capital riesgo: no echar dinero bueno sobre dinero malo, o sugerirles que sacrifiquen posición accionarial con un partnerindustrial que ayude a poner en valor y en el mercado el potencial diferenciador de su proyecto.

En ocasiones, algunos premios y ayudas no llevan aparejada una evaluación suficientemente profesional que refleje el verdadero y limitado potencial de la empresa o que ponga en evidencia la gran cantidad de recursos que para su despegue sería necesario.

Nuestro reto, como elemento dinamizador del mercado inversor regional, nos obliga a ir desgranando para ustedes los criterios de inversión del private equity según los distintos aspectos a tener en cuenta; sector/empresa, proyecto - etapa, precio de la Compañía, equipo gestor y desinversión. Con ello iremos transmitiendo lo que aporta el C.R. en su toma de participación accionarial para que pueda ser valorado como instrumento financiero real:
  • Accionariado estable; intereses y objetivos totalmente alineados.
  • Modernización de la gestión, fomentando el rigor interno.
  • Soporte en la Estrategia Futura, adaptándose al horizonte de maduración de la empresa.
  • Alcanzar los Objetivos de Valor que compensen el riesgo asumido y capitalicen el esfuerzo del empresario.
Y con una sola receta, rentabilidad para los accionistas y prosperidad para nuestros emprendedores y pymes. Solamente eso, nada menos que eso.
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress