Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Confianza vs. compromiso

Jueves, 13 de agosto de 2015 | Encarna Teruel

Cuanta menos confianza existe más control  ejercemos, así es como actuamos las personas, ¿no es cierto?
Hay estudios realizados que ponen de manifiesto que entre el 20 y el 30% de los costes administrativos de una empresa están relacionados directa o indirectamente con formas de vigilancia. Es decir, se dedican muchos recursos económicos a ejercer el control sobre el trabajador, a qué hora entró, a qué hora salió, cuanto tiempo dedico a desayunar, a ir al baño etc.


Pero no solo sucede que se invierten recursos económicos en ejercer  control sobre los trabajadores, sino que además se estima que los jefes dedican el 30% del tiempo en igual tarea de control sobre sus trabajadores.
¿Qué está poniendo esto de manifiesto?


En primer lugar, respecto al tiempo que el jefe o superiores dedican al control, es su malgaste del mismo, pudiéndolo dedicar a otras tareas más productivas, como diseñar estrategias de cambio, innovar o “Dios sabe cuántas cosas” que supongan una generación de valor a la empresa.


Pero lo más importante, que pone de manifiesto este estudio, es que las empresas “no crean climas ni ambientes de confianza” entre sus trabajadores, con las repercusiones que ello tiene.


Cuando hablo de climas de confianza, hablo de confianza, donde no sea necesario ejercer ningún tipo de vigilancia y control, ni donde las opiniones o ideas,  sean cuestionadas o incluso anotadas “en la lista negra, porque me has cuestionado ” en la que no te importe que el empleado de un escalafón inferior, se acerque y te diga cómo mejorar el proceso productivo o como podrías mejorar tus habilidades de relación con tus empleados.

 

¿Te has planteado que cuando tú das desconfianza te devuelven desconfianza?

 

Sí, en los ambientes organizacionales donde no se generan climas de confianza, el trabajador no te entrega su confianza.


Me explico: Si tú estás ejerciendo como instrumento de gestión “el miedo” en lugar de “la confianza”, ¿crees que tus trabajadores, se van a sentir libres, para entregar todo su talento y poner a disposicion todo su potencial?
Pues permíteme que te diga que NO.


Cuando un trabajador sabe que no existe un clima de confianza, donde libremente puede comunicar ideas, para expresar lo que es preciso mejorar, no se arriesga, no apuesta, no se atreve, no da todo lo que puede dar. Si sabe que puede ser cuestionado, esa persona, no va a sentirse a gusto, con el consiguiente resultado, de desmotivación y por supuesto de acomodación, con lo que ya estarás imaginando qué viene después; contar con una plantilla de personas acomodadas llegando a convertirse en una empresa estanca, con poco o ningún recorrido innovador  hasta el punto de poner en peligro la continuidad de la misma.

 

Hoy en día en el que vivimos en un mundo globalizado, competitivo, las empresas necesitan gente comprometida con los objetivos y visión de la empresa, de lo contrario no podrás estar a la altura. Por tanto se les exige a los empleados, “compromiso”, compromiso con la empresa para alcanzarlos. Para ello en muchas ocasiones las empresas proceden a estimular ese compromiso y fidelidad, sobre todo cuando han captado jóvenes talentos, con incentivos económicos o materiales, fundamentalmente, pero no olvidemos que la acomodación a ese nuevo estado de bienestar que te produce las recompensas materiales, no dura más de 3 meses, por tanto esto no será lo que haga que tu plantilla mantenga su nivel de compromiso.


Si tú como organización no “das tu confianza a las personas, las personas no te darán su confianza, no se comprometerán con ella e incluso llegara un día en el que la abandonen”.

 

Lo único que mantiene a un trabajador en tu empresa, es su compromiso contigo y ese compromiso está directamente relacionado con tu nivel de confianza generado y entregado.

 

Por tanto, plantéate si no obtienes compromiso  que ¿nivel de confianza estás entregando?

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress