Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La tapa gratis

Martes, 26 de enero de 2016 | AMPARO MARTÍNEZ VIDAL

¿Callos? Uno no puede creerse que algo que se llama así esté bueno. Pero Madrid es el Nueva York español. Aquí todo es posible. Y en cuestiones gastronómicas no va a ser menos. Aunque el que viene de Murcia no lo sabe a ciencia cierta.


 
Y digo que no lo sabe porque va de susto en susto. Entra en un bar tabernero, y le clavan. Entra en una cafetería, y le vejan. Entra en un restaurante caro, y le rematan. Este pensamiento sólo puede venir de un pueblerino (porque es plausible que cuando vienes para más de quince días a una gran ciudad, así te acabas sintiendo).


 
El murcianico de pro, emigra a la capital del reino buscando lo que no encuentra, pero acaba añorando lo que conoce. Y sobre todo, los precios de lo que conoce.


 
Pero también se sorprende de que le regalen tapas. En Madrid, como en Granada, la cerveza se sirve, además de fría, con un aperitivo. Al murciano, poco dado a regalar y a que le regalen, le deja un poco tibio esta dadivosa costumbre.


 
La comida es a la economía lo que los libros a la cultura. Alimento y dinero van en proporción (no sé si lineal o algorítmica). Y no confiamos en el que regala, pensamos que le sobra, que le pesa. Sin embargo, aquí se siente la premisa de que hay que dar para recibir. Y se ofrece, sabiendo que ya se ha conseguido una venta, por el mismo precio.
 


¿Así que calidad o cantidad? Pues depende. El que se siente clavado, desvía su sentimiento de dolor pensando que recibe más de lo que pensaba. Así, también, lo que se ofrece no ha de ser tan suculento.


 
Calidad o cantidad para un modelo de negocio exitoso. Las dos, a la vez, no. Cuando vine a Madrid pensaba que calidad. Ahora no lo tengo tan claro. La ciudad me ha pervertido. No sé si es para mí, pero me confunde.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Juan Angel
Fecha: Miércoles, 27 de enero de 2016 a las 11:18
Ya este bien de este sentimiento pueblerino que muchos quieren asociar a murcia. Murcia ha incrementado en calidad y en cantidad su oferta gastronómica los 3 últimos años, solo hay que darse una vuelta por el centro para verlo. Me parece absurdo este articulo

MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress