Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REPORTAJE

Opiniones sobre la individualización de la calefacción central

La instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas permite reducir un 25% el consumo de calefacción

Miércoles, 28 de diciembre de 2016 | Redacción

[Img #46961]

 

En edificios residenciales de calefacción central conviene instalar un sistema que permita repartir los gastos en función del consumo realizado por cada vivienda. Así lo avalan las opiniones de varios expertos. Según un estudio realizado por Remica Servicios Energéticos, elaborado con datos obtenidos por la entidad certificadora TÜV Rheinland durante las dos últimas temporadas de calefacción (2013/14 y 2014/15), las comunidades de propietarios con sistema de calefacción central que renuevan sus viejas calderas por calderas de condensación e individualizan su sistema de calefacción logran, de media, ahorros energéticos anuales superiores al 40%.

 

Gracias a la individualización de la instalación de calefacción central, se establece un sistema que permite contabilizar de manera individualizada el consumo que cada vecino realiza en su hogar, y repartir los costes en consecuencia.

 

Por ello, junto a la instalación de contadores o repartidores de costes que posibiliten un reparto de los gastos de calefacción, se recomienda la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores, que permitan regular la temperatura en función de los deseos y necesidades de cada uno de los vecinos.

 

De ese modo, gracias a los contadores o repartidores de costes, se produce un reparto equitativo de los gastos de calefacción y, además, gracias a las válvulas termostáticas, se evita el derroche energético ya que cada vecino tiene una mayor autonomía para regular la temperatura en función de sus necesidades. Incluso, puede apagar totalmente los radiadores si planea pasar un largo periodo de tiempo fuera de su hogar, lo que supone un importante ahorro en su factura.

 

La individualización de la calefacción central se trata, por tanto, de una medida de gran racionalidad técnica y económica. Existen además precedentes de que funciona ya que desde hace varios años se ha puesto en práctica en otros países europeos. Alemania, Bélgica y Dinamarca disponen de sistemas de reparto de costes de calefacción central en 30 millones de viviendas desde hace décadas y tienen instalados un total de 150 millones de dispositivos.

 

¿Qué dice la legislación?
En los edificios de nueva construcción con calefacción centralizada, la instalación de cada usuario debe disponer de un contador que permita repartir los costes de acuerdo con el consumo. Esta norma está vigente desde que en el año 1999 entró en vigor el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) aprobado mediante Real Decreto 1751/1998.

 

En cuanto a los edificios existentes, el artículo 9 de la Directiva 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética, establece ciertas obligaciones con respecto a la contabilización individualizada de los consumos de energía, para que el consumidor pague en función de lo que gasta y pueda conocer su consumo de manera periódica. De ese modo, tiene la capacidad de adaptar sus hábitos de consumo energético en función de las circunstancias.

 

Actualmente, este punto de la Directiva está pendiente de trasponerse al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto correspondiente.

 

¿Podría cambiar pronto esta situación? El pasado 27 de noviembre, el Diario ABC publicaba un artículo titulado El lento camino de la calefacción central hacia la individualización, en el que “fuentes del Ministerio de Energía” citadas en el artículo confirmaban “que ya se trabaja en un Real Decreto que ponga negro sobre blanco y establezca un calendario. Permitiendo, posteriormente, que las comunidades autónomas puedan desarrollar sus propios reglamentos”. Pero, por el momento, no existen comunicaciones oficiales al respecto.


Opiniones sobre la individualización
“Los vecinos estaban acostumbrados a abrir la ventana cuando tenían calor por culpa de la calefacción central. Actualmente, dado que cada vecino paga por lo que consume, en lugar de abrir la ventana cierran las válvulas de los radiadores”. Es uno de los testimonios reales recogidos en la sección opiniones Remica, y que muestran algunos de los beneficios de optar por la individualización.

 

¿Qué dicen los expertos? AERCCA, la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción, lamentaba que la pasada legislatura se cerrara sin adoptar la decisión sobre  “la instalación de repartidores de costes individuales (Contabilización de consumos individuales de calor, frío y agua caliente sanitaria en edificios) que sí incluye la Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética, de obligado cumplimiento para los países miembros”.


A la opinión de AERCCA hay que sumar la de algunas asociaciones de consumidores y administradores de fincas que, en opiniones recogidas por varios medios de comunicación, manifestaban que este retraso supone un perjuicio para miles de familias.

 

Desde la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción instaban a transponer la normativa europea cuanto antes para evitar sanciones a los consumidores y señalaban que optar por la instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas permite reducir un 25% el consumo de calefacción.

 

También desde algunas entidades oficiales se muestran favorables a la  individualización de consumos de la calefacción central. Así, en la Guía para Reducir el Gasto en Calefacción Central Manteniendo el Confort de la Comunidad de Madrid, que está disponible online, destacan que “la determinación de los consumos individuales y globales y su posterior reparto económico entre los usuarios contribuye al ahorro y eficiencia energética del edificio”.

 

Afirmación respaldada por el Estudio de la Implantación de Sistemas de Repartidores de Costes de Calefacción en Edificios, elaborado por la Universidad de Alcalá para Ista, que estima que con la instalación de sistemas de contabilización individualizada del consumo de calefacción, el ahorro medio sería de 225 euros al año por familia y que se disminuirían un total de 2,4 millones de toneladas de CO2 al año.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fernando
Fecha: Jueves, 29 de diciembre de 2016 a las 12:42
Esos dispositivos no siempre funcionan correctamente.

MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress