Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
PREVISIONES DE INVIERNO

La CE prevé que España incumpla el déficit, pero el crecimiento será robusto

La Comisión estima que el PIB español crecerá un 2,3% en 2017

Lunes, 13 de febrero de 2017 | Redacción

La Comisión Europea (CE) estimó hoy que el déficit español se reducirá hasta el 3,5% del PIB este año, cuatro décimas por encima del 3,1% que exige Bruselas, aunque prevé que el crecimiento de la economía española siga siendo "robusto" con un aumento del 2,3% del PIB en 2017.

 

En sus previsiones económicas de invierno presentadas hoy, la Comisión estima que el déficit español bajará del 4,7% en 2016, hasta el 3,5% este año y al 2,9% el próximo, previsiones que suponen un empeoramiento con respecto a las que emitió hace menos de un mes, cuando validó el borrador de presupuesto español para 2017.

 

Entonces, Bruselas vaticinaba que el desvío se iría al 3,3% este año y al 2,8% en 2018, lo que ya suponía que España no alcanzaría la meta del 3,1% pactada para este año y llevó al Ejecutivo comunitario a advertir al Gobierno de que estuviera "preparado para tomar medidas adicionales" si aumentaba el riesgo de incumplimiento.

 

Las cuatro décimas de diferencia equivaldrían a un ajuste de unos 4.400 millones de euros.

 

Sin embargo, a pesar de haber aumentado en dos décimas el desvío previsto, la Comisión defendió hoy que el diagnóstico de enero aún es válido, es decir, que no hay motivos para pedir ya medidas adicionales.

 

"Confirmamos nuestro análisis", dijo en la presentación del informe el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien destacó que, de cumplirse los pronósticos, España bajará del déficit del 3% del PIB considerado excesivo en 2018, tal y como pactó con sus socios.

 

Según Moscovici, la revisión a la baja se debe a que los resultados fiscales hasta noviembre de 2016 "han sido algo peores de lo esperado", lo que ha llevado a "elevar ligeramente" las previsiones para 2016, -al 4,7% frente al 4,6% estimado previamente- y a su vez "ha tenido un efecto en las previsiones para 2017 y 2018 que han sido revisadas muy levemente al alza".

 

"No tenemos que corregir nuestro análisis y las cosas parecen ir por el buen camino, y tengo también que recordar que el crecimiento seguirá siendo sólido en España en 2017 y 2018", añadió Moscovici.

 

Los riesgos en las perspectivas fiscales, señala Bruselas en su informe, derivan de los "pasivos contingentes" -compromisos de deuda- y de la "incertidumbre sobre el impacto de las recientes medidas fiscales" adoptadas por el Gobierno español en diciembre para aumentar los ingresos, que la CE ha tenido en cuenta en su evaluación.

 

Fuentes comunitarias señalan que Bruselas duda de que vayan a cumplirse las expectativas de Madrid sobre los ingresos por los cambios en el impuesto de sociedades y en los impuestos especiales, como el del alcohol o el tabaco, que el Gobierno espera reporten 4.655 millones de euros y 850 millones, respectivamente.

 

Más positiva es la evaluación por el lado del crecimiento, donde Bruselas mantuvo las previsiones que apuntan a que pasará del 3,2% del PIB en 2016, a crecer al 2,3% en 2017 y al 2,1% en 2018, ralentización que no preocupa a Bruselas.

 

"El crecimiento económico superó las expectativas en los últimos trimestres. Mientras los vientos de cola favorables amainan gradualmente, el ritmo de crecimiento se reducirá pero seguirá siendo robusto", reza el informe.

 

Las previsiones de Bruselas son menos optimistas que las del Gobierno español, que espera que este ejercicio la economía española crezca un 2,5%, pero sin iguales que las del Fondo Monetario Internacional.

 

La CE señala que el crecimiento español "ha superado la media de la zona del euro" y apunta a que la desaceleración responderá a "la ralentización del consumo privado, el descenso en la creación de empleo" y la desaparición gradual de factores favorables como los bajos precios del petróleo, las rebajas de tipos o las buenas condiciones de financiación.

 

Bruselas prevé que la creación de empleo "se modere" pero "permanezca fuerte", con lo que el paro pasará del 18,6% en 2016 al 17,7% este año y al 16% en 2018.

 

En cuanto a la deuda, la CE espera que "se estabilice en torno al 100%" del PIB este año y baje al 99,7% el próximo.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress