Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
RESULTADOS

Sacyr mejora sus resultados por los resultados y su área industrial

La construcción factura 1.250 millones, un 25% menos

Lunes, 27 de febrero de 2017 | Redacción

[Img #47933]

El grupo constructor y de concesiones Sacyr obtuvo el año pasado un beneficio neto de 120,2 millones de euros, un 67,5% menos que en 2015, ejercicio en el que se anotó una plusvalía de 1.280 millones por la venta de Testa, su filial inmobiliaria, a Merlin Properties.

 

Sin embargo, si se tiene en cuenta sólo el resultado de las actividades continuadas, Sacyr logró el año pasado un beneficio de 135,2 millones, frente a las pérdidas de 799,7 millones registradas en 2015, según la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

El beneficio bruto de explotación (ebitda) creció un 13%, hasta 359,6 millones de euros, mientras que la cifra de negocio se situó en 2.860,5 millones, un 3% menos que en 2015.

 

El descenso en la facturación se debe, según Saycr, a la actividad de construcción y responde a la estrategia de primar la rentabilidad y la generación de caja frente al volumen.

 

El director general financiero de Sacyr, Carlos Mijangos, ha destacado que 2016 ha sido "un año de consolidación financiera, con una relevante reducción de la deuda y un crecimiento internacional en los mercados estratégicos", según declaraciones facilitadas por la empresa.

 

Por áreas de negocio, la de construcción facturó 1.249,9 millones, un 25% menos, y su ebitda se redujo un 25,8%, hasta 58,1 millones.

 

Según la empresa, esta actividad acusa, sobre todo, la desaceleración en los mercados en los que opera su filial portuguesa Somague.

 

El área de concesiones registró una cifra de negocio de 552,4 millones, un 2% menos, pero su ebitda aumentó un 12,3%, hasta 206 millones.

 

En este capítulo, los ingresos de explotación aumentaron un 11,6%, hasta 309,5 millones, pero los de construcción se redujeron un 15,2%, hasta 242,9 millones.

 

En el área de servicios, la facturación creció un 19%, hasta 908,2 millones, mientras que el ebitda se incrementó un 8,1%, hasta 76 millones.

 

Por último, el área industrial alcanzó una cifra de negocio de 400,6 millones, un 38,1% más, y un ebitda de 30,1 millones, un 43,1% más.

 

La cartera de ingresos futuros asciende a 25.956 millones, de los que el 52% corresponde a proyectos internacionales.

 

La deuda neta del grupo se situó al cierre del ejercicio en 3.726 millones, 508 millones menos que al término del tercer trimestre.

 

De esta cifra, 526 millones corresponden a deuda corporativa, 765 millones están asociados a la compra de la participación en Repsol y 2.187 millones, a la financiación de proyectos.

 

Mijangos ha explicado que dos operaciones de derivados sobre acciones de Repsol para limitar la exposición al precio del petróleo y el destino dado a los últimos fondos procedentes de la venta de Testa han permitido reducir en 885 millones el préstamo asociado a la participación en la petrolera.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress