Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La formación, asignatura pendiente

Lunes, 20 de marzo de 2017 | Encarna Teruel

Las empresas gastan en la mayoría de las ocasiones entre un 50% y un 70% de su presupuesto en salarios y la la gran parte de sus inversiones en mantener los inmovilizados materiales de la empresa, pero gastan o invierten menos del 10% de su presupuesto en la formación de sus trabajadores.

 

¿Qué me está indicando este dato? Pues pone de manifiesto el poco valor e importancia que se le da en la mayoría de las empresas, a tener un equipo humano, el recurso más valioso de la empresa, bien formado y capacitado.

 

Muchos CEO´s o empresarios no han tomado consciencia aún, de que el verdadero valor de su empresa no lo representa el producto o servicio que vende, sino que el verdadero valor, es el personal de su empresa, pues ése es el responsable de darle el valor a su producto o servicio, cuando lo vende.

 

Cuando tú inviertes en la formación de tu equipo, consigues mucho más que cubrir expediente, como en muchas ocasiones hacemos, porque la legislación de PRL o cualquier otra por el estilo, nos ‘obliga’ para evitar futuras sanciones, en un momento dado.

 

Invertir en la formación y capacitación de tu personal, en la mejora continua de sus competencias, supone mucho más que todo eso, supone enviar lo primero un mensaje subliminal al trabajador como “me importas”, me importa cómo haces tu trabajo , me importa cómo te sientes en esta empresa, lo que supone para el empleado darse cuenta de “ soy alguien aquí, piensan en mi, soy parte importante para mi jefe” .

 

¿Y eso qué transcendencia va a tener para la empresa?

 

Pues lo primero de todo, empezar a despertar la motivación intrínseca, del trabajador, esa que tan difícil es de arrancar y mantener en el tiempo.

 

En segundo lugar darle al mismo, la seguridad de cómo tiene que hacer su trabajo, de capacitarle más para evitar cometer errores que muchas veces tienen una transcendencia importante como perder un cliente, estropear una importante negociación o infectar el clima laboral, con lo que ello representa.

 

En muchas ocasiones repercutimos al trabajador la falta de cualificación en el desarrollo de su tarea y no nos hemos dado cuenta que no sólo basta con informarle sobre cómo tiene que hacer su trabajo, sino que a lo mejor no le hemos preparado lo suficiente para que lo haga con la calidad que necesitamos, lo cual va a repercutir directamente en los resultados.

 

Invertir en la mejora continua de nuestra plantilla es algo más que “ cubrir expediente”, es algo más que “gastarme los créditos de la Fundación Tripartita “ para que no se los quede el Estado, invertir en la formación y mejora continua de nuestra plantilla es capacitar a nuestros empleados para que realicen su trabajo día, con mayor excelencia, es mantener la motivación de los mismos, es aumentar la productividad y rendimiento en el puesto de trabajo , es por tanto evitar errores en el desarrollo de la tarea, es generar mejor clima laboral, es dar reconocimiento a nuestros trabajadores, es en definitiva obtener más y mejores resultados para nuestra empresa.

 

No esperes a tener problemas con tu plantilla para invertir en su capacitación, sé proactivo, anticípate a los problemas e invierte en sus necesidades, pregúntales que necesitan o les ayudaría a realizar mejor su tarea, (dentro de las limitaciones que pueda haber sobre proveerles de los medios materiales que a veces demandan) y dá respuesta a esas necesidades que con seguridad redundarán en tu beneficio.

 

En ocasiones nos disponemos a ‘sustituir’ al empleado por otro, porque ‘éste no me vale’, sin darnos cuenta que nos cuesta más dinero esa estrategia, que invertir en su capacitación.

 

Desde aquí te invito a que te plantees darle la vuelta a tus partidas presupuestarias y pruebes por un año sólo, a invertir más en la formación y cualificación de tu plantilla y evalúa a final de año; con seguridad ésta decisión te mantendrá más a largo plazo la productividad ,que el mantener los edificios que sustentan tu empresa.

 

@encateruel
www.encarnateruel.com

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress