Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
LIDER.ES | LIDERAZGO RESPONSABLE

Salvador Huertas: “Un líder responsable debe combinar la experiencia, la ejemplaridad y los deseos de mejora”

Entrevista al ex presidente del Grupo Huertas Automoción - LídeR.ES es una iniciativa de MurciaEconomía.com y de la Cátedra Internacional de RSC de la UCAM

Lunes, 10 de abril de 2017 | Marta Isabel García Rivas | LídeR.ES

[Img #48658]Sus primeros pasos por el camino de la Responsabilidad Social Corporativa fueron por el camino de la igualdad de oportunidades, desde la convicción que siempre ha tenido de que la mujer estaba llamada a desempeñar papeles más relevantes, incluido en el ámbito empresarial. Y Salvador Huertas así lo demostró, implantando en su grupo empresarial el puesto de responsable de post venta en una concesión de automóviles y que dicho puesto recayese en una mujer: “Lo que hoy no produce extrañeza a nadie, en aquellos momentos era llamativo”.

 

Esta acción les valió ser pioneros en España, en un sector, como es el de la automoción, muy maduro y profesional, caracterizado por la normativa y los procesos de los grandes fabricantes que se extienden al sector de la distribución en todas sus facetas, desde la medioambiental, hasta la formación continua, pasando por el compromiso con el entorno social, etc. “La mayoría de las marcas han desarrollado políticas propias de RSC bien definidas y éstas, en la medida de lo posible, han sido adoptadas por los diferentes concesionarios”, afirma Salvador.

 

Este camino por la igualdad de oportunidades y la apuesta constante por los recursos humanos, a los que Salvador considera el principal capital de las organizaciones, ha centrado la principal estrategia de RSC en su grupo empresarial, que no siempre ha podido ir acompañada de otras, por cuanto los momentos de bonanza económica eran más proclives que los de dificultad para implementar cierto tipo de políticas socialmente responsables: “La prioridad era hacer frente a la crisis y posponer otras actuaciones. Sin embargo hay algo que siempre se ha cuidado a lo largo de los años y ha sido la atención a nuestros recursos humanos, nuestro principal capital. La preocupación por la creación de equipos, la formación continua y la motivación han sido constantes”.

 

Paralelamente a la adopción de las políticas y las prácticas de Responsabilidad Social Corporativa que las diferentes marcas del grupo han venido desarrollando – en algunos aspectos, con altas exigencias -, el grupo empresarial de Salvador, como grupo, ha mantenido a lo largo de los años de vida de la empresa una política cuyo eje central ha girado, y sigue girando, en torno a los recursos humanos, y que se caracteriza por la apuesta por una cultura y valores en la organización. Actualmente,  son muchas las acciones sociales de apoyo al deporte, a la cultura, a campañas solidarias, a la integración e igualdad de oportunidades, etc., que desarrolla el Grupo Huertas. Así, hace tiempo y siguiendo el liderazgo de las marcas alemanas, se limitaron los obsequios de navidad y sus importes económicos fueron destinados a ONGs u organizaciones sociales y asistenciales. Pero si de algo se siguiente orgulloso Salvador es de la Escuela de Golf Adaptado para Niños con Discapacidad Física, patrocinada por el Grupo Huertas. Un proyecto bastante singular, que vio la luz después de tres años de trabajo y que hoy, tras un año de vida, es una realidad la colaboración del Club de Golf Altorreal y con el respaldo institucional de la Federación de Golf de la Región de Murcia.

 

Pero Salvador, además de empresario, ha ocupado numerosos cargos de responsabilidad en distintas organizaciones. Presidente de la Federación Regional de Empresarios del Metal (FREMM), de la Fundación Universidad Empresa, del Consejo Social de la Universidad de Murcia,… y en todas ellas, ejerciendo su liderazgo responsable, ha impulsado la implicación de todas las organizaciones en las políticas y acciones socialmente responsables, no como un esfuerzo puntual que deban hacer, sino en el convencimiento de que debe ser un ejercicio sostenido en el tiempo, integrado en el día a día y con un objetivo permanente: “La cooperación entre el mundo de la empresa y la universidad, la apuesta por la calidad, la innovación, la capacitación de los recursos humanos en todos los ámbitos de la empresa, el cumplimiento, la mejora y la concienciación medioambiental, etc. Todos estos aspectos deben convertirse en prácticas habituales e integrarse en la estrategia de toda organización. Aún queda mucho camino por recorrer, pero cada vez es mayor la sensibilidad por el tema”.

 

"No es una moda"

Impulsar la Responsabilidad Social Corporativa no ha sido un camino fácil. Salvador se ha encontrado con alguna que otra piedra, como tener que rechazar algo que podía estar de moda y apostar por unos objetivos que, aunque inicialmente fuesen modestos, consiguiesen ser efectivos y de calado: “No se trataba tanto de ver como se mejoraban los compromisos de otras empresas, como de llevar a cabo los mismos de forma efectiva”. Pero en este camino, también ha encontrado bondades. La principal: un equipo de colaboradores acostumbrado a participar y conseguir objetivos muy exigentes.  

 

Esto es lo que lleva a Salvador a abogar por que en la Región exista un compromiso concertado y coordinado de todas las organizaciones e instituciones y en donde las universidades y las organizaciones empresariales tengan un papel relevante, para que Murcia sea socialmente responsable: “La RSC debe verse como algo estratégico para la organización y no como un conjunto de actividades atribuibles al área de recursos humanos o al área de marketing”.

 

Y para ello, Salvador insiste en la necesidad del liderazgo de las personas que sepan combinar, de una manera adecuada, la experiencia, la ejemplaridad y los deseos de mejora: “Corresponde al líder extender en su organización los principios y valores sobre los que se basa la estrategia y que éstos sean compartidos por todos y cada uno de los miembros del equipo”.

 

Por tanto, la Responsabilidad Social Corporativa se contagia. Y si es posible contagiarla dentro de la propia organización, también es posible contagiarla hacia otras organizaciones. Salvador cree que las bondades de la RSC son permanentes y no fruto de una situación pasajera, de manera que la ejemplaridad en los comportamientos y los procesos no pasan desapercibidos. Y mucho menos, cuando los valores de la RSC ya no son ajenos a la percepción del valor de las empresas, de tal forma que los rendimientos económicos y los rendimientos sociales se terminan integrando entre sí, y ya no se contemplan de manera separada.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress