Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Aeropuerto 2017 (o inaugura como puedas)

Miércoles, 19 de abril de 2017 | Hipólito Martínez

En los años 70, hacían furor las películas de catástrofes, cuanto más truculentas mejor; la serie es prolija y variopinta: desde  “El coloso en llamas” o “Terremoto” a “Tiburón”, pasando por otras muchas tan apocalípticas. Entre ellas, destaca un subgénero especializado en aéreas calamidades. En él, sobresale “Aeropuerto 1977”, que [Img #48757]seguía la estela de otra titulada lisa y llanamente “Aeropuerto”, filmada en 1970, y su posterior secuela “Aeropuerto 1975”. Después el subgénero aeroportuario, con más especímenes cada vez más esperpénticos, acabó desembocando en el histrionismo; y de ahí parte su vertiente humorística, también muy exitosa, con títulos como “ATERRIZA COMO PUEDAS” y otras parecidas, porque de todo hay que reírse (Dios mío).


En aquella época, un quinceañero como yo, detestaba este cine catastrofista, incluso en su versión socarrona, que era muy del gusto de los 'palomiteros' del momento. Pero, quién me iba a decir a mí que la mejor película estaba por rodarse en Murcia, cuatro décadas después. El fílmico “Aeropuerto 1977” se ha quedado pequeño ante las pistas de Corvera; y los creadores de “ATERRIZA COMO PUEDAS” nunca imaginaron un rival tan tragicómico.


La película de Corvera -que se filmará, no lo duden, en el parque temático de igual nombre-, todavía no tiene título definitivo, porque en este aeródromo internacional nada es definitivo: todo contingente y eventual, todo melifluo y arborescente. Así tanto los concursos como sus licitantes, adjudicatarios y recursos. Así los disputados avales como quienes los pagan inexorablemente. Así el euro simbólico, que no nos iba costar, como los182 millones que no sabemos si llegaremos a recuperar. Con cierre de San Javier, mejor pequeño aeropuerto europeo 2016, o sin él. Con Aena o con Sacyr. O sin ninguno de ellos… Estamos ya tan puros, los humildes contribuyentes murcianos, que todo nos es igual: tanto nos da  volar desde San Javier como quedarnos en tierra de nadie, es decir, en Corvera... Y si el Ave ha de llegar cuando llegue, en Corvera se despegará cuando se despegue. Ni un instante antes. Aciago destino el de Corvera.


El penúltimo episodio, que ya se ha incorporado al 'storyboard' del inminente film murciano, que nuestro Chumilla bordaría, trata de cómo la antigua concesionaria se esfuerza en parar en seco la licitación de Corvera. Primero solicitando al Tribunal Superior de Justicia la suspensión urgente y cautelar (o cautelarísima, que para el género de desastres suena más aterrador) del concurso que volvió a convocar el Ejecutivo regional; después, recurriendo desesperadamente a un tribunal especial en busca de un amparo que no encuentran. Mas el último capítulo, hasta ahora, la impugnación de Aena del infausto concurso puede ser el golpe de efecto que se necesitaba para atrapar al espectador ávido de fuertes emociones. La enrevesada película se oscurece por momentos, y amenaza con poner el corazón en un puño al más avezado cinéfilo. La complicación de la trama, no obstante, tiene un efecto positivo; aclara cuál debería ser el título que podría llevar la cinta. Entre las distintas posibilidades, lucen con luz propia “AEROPUERTO 2017”, o “INAUGURA COMO PUEDAS” (brillante aportación de Arturo Andreu, ante el micrófono de Frecuencia Murcia Económica).


Títulos al margen, los problemas para abrir el Aeropuerto Internacional de Corvera, que se encamina hacia su quinto aniversario sin vuelos, no cesan; y la  publicación del pliego de condiciones para licitar su gestión, en vez de calmar los ánimos, los ha sobrexcitado. Licitar, qué hermosa palabra. Licita que algo queda; aunque nada sea. Concursante, no hay concurso sino estelas en la mar, o en el cielo de Corvera.


Recordemos algunos datos, muy significativos. En primer lugar, Aeromur, la antigua concesionaria, recurrió ante el TSJ para que dejara el concurso en suspenso, tan en suspenso, al menos, como el propio aeropuerto. Tras el nulo éxito de la tentativa, Sacyr, que encabeza este conglomerado empresarial, acudió al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, por considerar que se invade competencias estatales, se limita la libre concurrencia y se otorga un trato diferenciado a Aena.


Sin embargo, la propia Aena impugna, a su vez, el concurso; el mismo que asegura Sacyr tanto le beneficia y diferencia. Paradojas inextricables. Esto no hay quién lo entienda… ni quien lo inaugure. El suspense de 'Aeropuerto 2017' llega a extremos inauditos; su desenlace final (secreto que la Productora Regional de Cine de Desastres guarda celosamente) no lo superaría ni el maestro Hitchcock.


En su primer intento, en el TSJ, los de Sacyr advirtieron de que todavía están pendientes de un recurso en el Tribunal Supremo y de la liquidación del anterior contrato; y que, en consecuencia, podría producirse un grave daño económico tanto para ellos como para el nuevo y afortunado gestor. Porque hipotéticamente, si el Tribunal Supremo les diera la razón, nos encontraríamos, como por arte de embeleso, con dos contratos y un solo aeropuerto. Me consta que los guionistas están estudiando esta alternativa; sería un final primoroso para una cinta, que probablemente generará un remake en Hollywood.


Sacyr se queja, además, de que se pretende ofrecer el aeropuerto prácticamente gratis al próximo concesionario, y arguyen que el canon por su explotación se vincula al resultado de la actividad, con lo que no se asume apenas riesgo. Por otra parte, Sacyr sostiene asimismo que se restringe el principio de concurrencia, de tal manera que la constructora no podría presentarse. Y señala que los requisitos de solvencia técnica son tales que únicamente los podría cumplir Aena; ya que se exige, entre otros, experiencia del servicio de explotación de aeropuertos, transporte y control de tráfico aéreo.


Y aun así a Aena, en teoría la gran beneficiada (según Sacyr), no se le ocurre otra cosa que impugnar; y ante el mismo Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales; argumentan que se siente discriminada frente a las empresas privadas, dado que estaría obligada a aplicar un régimen de tarifas diferente. Curiosamente coincide con Sacyr en criticar las facilidades económicas del denostado pliego, porque –a su juicio-  no se especifican suficientes garantías financieras para hacerse cargo de una infraestructura, declarada de interés estatal. De esta forma, afirma que el canon que se pagaría en la primera década, en la que se prevén pérdidas, es tan asequible que puede estimular la participación de empresas de muy escasa solvencia.


Nuestro aeropuerto, una vez más, en la picota; y sin ánimo de buscar culpables, es hora ya de encontrar soluciones: Corvera debe abrirse, pero no a cualquier precio. En la actual tesitura, predominan las incógnitas sobre las respuestas. De esta suerte, nos encontramos con dos impugnaciones presentadas y un tribunal atribulado, que podría paralizar el concurso hasta decidir sobre el fondo (y vaya fondo) de estos recursos. En el supuesto de que se pronunciara a favor de uno de los recurrentes, o de ambos (que todo podría ser), se tendría que rehacer el pliego y proceder a otra convocatoria, lo que implicaría un nuevo retraso, el enésimo. De seguir por estos derroteros, la inauguración del flamante aeropuerto internacional se pospondría hasta cuando corresponda, o las Parcas (Átropos, Cloto y Láquesis) decidan. Puro cine; guionistas de Hollywood, aprendan.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress