Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Mesura y fortuna

Viernes, 14 de julio de 2017 | Juan Tomás Frutos

Todo ha de servirnos de referente en cuestiones comunicativas. Nos hemos de fijar, obviamente. Combinemos conocimiento, exposición, proactividad, reflejos, consideraciones, contextos y azar, mucho azar. Repasemos los parámetros que nos pueden hacer fuertes y seamos en la sensatez que nos pone palabras quietas y de largo alcance.


Midamos esas palabras que nos han de transportar hacia el equilibrio de unas cuentas que nos deben presentar las mejores templanzas como axioma de una vida que nos hará eternos. Pretendamos los síntomas para dar con las conclusiones más beneficiosas.


Procuremos que las actitudes sean salubres. Nos hemos de mantener con una gracia que nos infundirá todo el respeto que precisamos para conseguir las claves más autóctonas. Nos hemos confundido en las reglas, pero, poco a poco, iremos aprendiendo. No tengamos prisa. Las fortunas nos han de poner en ese trance que nos dictará las calladas respuestas como cimientos de todo cuanto está por acaecer.


Nos hemos de contemplar con luces en los rostros. No hagamos caso únicamente a los objetivos superficiales. Nos hemos de sobreponer a la bruma de unos detalles que nos han de alcanzar con las ocupaciones más hermosas. No pongamos en balde curtidas apariencias en los lugares de destilaciones en proceso sin obtener recursos con destellos. Vayamos hacia delante. Las mudanzas son provechosas.


Ocupemos esos espacios que nos han de complacer con unas reparaciones de esos tiempos que nos dijeron por dónde ir. No quedemos en un punto trasero, inútil, cuando hemos de hacer tanto por esos caminos de la eternidad en los cuales confiamos para nuestra estima, base de la comunicación que vamos a sostener, o debemos.
Movamos las fichas que nos permiten entender el juego. Seamos capaces de conseguir que todo vaya un tanto mejor. Será si lo intentamos con coraje. Convenzamos a nuestros espíritus contando enérgicamente lo que sucede. La comunicación está llena de sensaciones que hemos de poder alimentar con mesura y fortuna. La una y la otra, en justas medidas, nos han de abocar a las razones objetivas y subjetivas que precisamos para vivir felizmente.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress