Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
LÍDER.ES. LIDERAZGO RESPONSABLE

Aquilino García: “La Administración debe impulsar la RSC y primar a las empresas socialmente responsables”

Presidente de TICBiomed y Director técnico de Health Point Europe – LídeR.ES es una iniciativa de MurciaEconomía.com y de la Cátedra Internacional de RSC de la UCAM

Lunes, 17 de julio de 2017 | Marta Isabel García Rivas

[Img #50101]
 

Es el impulsor de la campaña #PañalesParaTodos, cuyo objetivo es ayudar a familias que acogen a niños en situación de desamparo en la Región de Murcia, a que puedan hacer frente a los gastos derivados del cuidado del bebé. “La campaña surge de un par de familias de acogida, que creemos fuertemente en la labor de acogimiento como voluntarios, y que vemos las dificultades económicas de gran parte de dichas familias. Cuando empezamos, lo hicimos para ayudar y pedir ayuda a la sociedad de Murcia. Eran años de crisis muy difíciles. Más tarde, comprobamos que era más fácil implicar a empresas, clientes y proveedores en un gran proyecto como éste. Y nos enganchó tanto, que este año nos hemos constituido como asociación para organizarnos mejor y poder seguir ayudando, siempre desde el voluntariado. Hoy, colaboramos con otras asociaciones y ONGs con las que intercambiamos recursos. Seguimos ayudando”.

 

La vida privada de Aquilino García Martos es lo que le ha llevado hasta la Responsabilidad Social Corporativa: “Mi familia es familia acogedora desde hace años y he llevado ese compromiso a empleados, proveedores y clientes. El resto se basa en el respeto entre todos los elementos de la organización: empleados, socios, partners, etc. Protegemos a nuestros empleados sobre todo en Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales, Compliance Penal, Compromiso Social, Transparencia en la Gestión, etc.”.

 

Considera que la Responsabilidad Social Corporativa es llevar la ética personal, la que aplicamos con nuestro entorno, a la empresa y a los negocios. Y eso es lo que, según sus palabras, permite que las relaciones sean sólidas, porque se basan en servicios y productos de confianza y transparentes, y además, que todo el personal se identifique con la organización para la que trabaja y lleve el nombre de la misma con orgullo.


Para Aquilino, cada vez es más necesaria que se desarrolle la Responsabilidad Social Corporativa, sobre todo, en un país como España: “Cada vez el tercer mundo y la necesidad están más cerca de nosotros. La empresa debe hacer lo posible por devolver a la sociedad una parte de lo que recibe de la misma”.

 

Y eso es precisamente lo que Aquilino lleva a la práctica, con la finalidad no sólo de ayudar sino también de servir de ejemplo a los demás: “Lo más enriquecedor lo hemos vivido como familia de acogida, porque podemos ayudar y cambiar una vida ofreciendo un valor escaso como es el tiempo. Ese ejemplo envía un mensaje de solidaridad muy importante a los empleados y a los clientes”, afirma.

 

Código ético

Aquilino es director técnico de Health Point Service y presidente de TicBiomed. Un clúster de empresas del sector de la eSalud, desde donde intentan proteger y trasladar los valores de la Responsabilidad Social Corporativa a todos sus socios: “Todas las empresas son de pequeña dimensión lo que dificulta realizar acciones conjuntas, pero seguimos trabajando en ello. Actualmente, estamos implantando un código ético para implantar procesos basados en la transparencia y la confiabilidad. La plantilla de TicBioMed está integrada en un 80% por mujeres y las relaciones laborales están basadas en la igualdad. Queremos ser un ejemplo para nuestros socios”.

 

Entendiendo la RSC como la suma de las responsabilidades personales, Aquilino es plenamente consciente de que únicamente cuando la dirección de una compañía se implica en la Responsabilidad Social Corporativa, es cuando es posible impulsarla y desarrollarla en el seno de la organización para convertirla en una empresa socialmente responsable. Y para ello, para ejercer ese liderazgo responsable, tan sólo es necesario, según Aquilino, “mirar un poco a nuestro alrededor. Este país tiene una memoria muy corta. En los años 40 y 50 del siglo XX, nuestro país sufrió una postguerra que hizo que muchos acabaran en campos de concentración en Francia. Luego fuimos netamente emigrantes hasta los años 80. Hoy veo con tristeza, cómo muchos justifican poner trabas a medio país entero que huye de una guerra como es Siria. Realmente, no sé lo que estamos defendiendo, cuando más de 5.000 personas han muerto en el Mediterráneo en los últimos meses y seguimos mirando para otro lado”.

 

Confianza en el ser humano

Reivindica que el ejemplo de la sostenibilidad y de la Responsabilidad Social debe venir, dice que por defecto, de la clase política, aunque, asegura “para esto parece ser que tenemos que seguir esperando. Los casos de corrupción, las noticias sobre violencia en general, tampoco ayudan. Es difícil hoy día transmitir valores con la cantidad de estímulos negativos procedentes de programas de televisión donde se priman las relaciones poco profundas y donde parece que lo más importante es dar un pelotazo o un braguetazo”. Aún así, mantiene una gran confianza en el ser humano: “De nuestro tiempo como acogedores, en una ocasión no teníamos con quién dejar un bebé que tenía ocho meses. Yo tenía una reunión y no me quedó más opción que llevármelo durmiendo en su carrito. Cuando el cliente me vio llegar y vi su cara le dije muy serio ‘Si te preguntan tus empleados qué es conciliación, ya puedes darle un ejemplo’. Luego acabó jugando con la secretaria del cliente y de brazos en brazos jugando con todos los empleados”.  

 

Aquilino considera que todavía queda mucho por avanzar para consolidar la RSC en nuestra Región, sobre todo, teniendo en cuenta que el tejido empresarial está formado mayoritariamente por Pymes: “Realmente, la RSC debería impulsarse desde la Administración, ponderando mejor a las empresas socialmente responsables. Todo llegará”.

 

Es un firme convencido de que la RSC es una ventaja competitiva para las organizaciones, porque, asegura, que al devolver a la sociedad una pequeña parte de lo que la propia sociedad te ha aportado, esa pequeña porción retorna aumentada en reputación y en el orgullo de empleados, clientes y proveedores.

 

Y en ese proceso, Aquilino considera fundamental la comunicación: “Por regla general, en países anglosajones se suele aceptar como un valor social aportar una parte de tu tiempo o de dinero a la sociedad, y además, se ensalza ese tipo de actividad. En España, cuando uno realiza actividades de tipo social, siempre sale alguien tirando piedras al otro lado de la calle. El ejemplo más evidente de esto lo tenemos en la donación de la Fundación Amancio Ortega al Sistema Nacional de Salud”. Aún así, Aquilino García Martos aboga por comunicar la RSC, para contribuir a contagiarla en todo el tejido organizacional.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress