Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
LÍDER.ES LIDERAZGO RESPONSABLE

Pablo Martín Sánchez: “Teniendo empresas responsables, ganamos todos y la sociedad mejora”

Director de Corresponsables España – LídeR.ES es una iniciativa de MurciaEconomia.com y la Cátedra Internacional de RSC de la UCAM

Lunes, 24 de julio de 2017 | Marta Isabel García Rivas

[Img #50216]

 

 

Como periodista que es, Pablo hace suya la afirmación del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, Lo que no se comunica no existe. Incluso – y sobre todo – si se refiere a comunicar la Responsabilidad Social Corporativa de las organizaciones: “Pero la comunicación no es el fin de RSC; es el final del círculo virtuoso.

 

Primero tienes que asentar tu estrategia de sostenibilidad, desarrollarla, medirla y comunicar los avances; también los negativos y por qué no se han conseguido. Siempre digo, como periodista que soy, que ante la duda de comunicar o no, hay que comunicar, porque de lo contrario, otros comunicarán por ti”.

 

Pablo Martín llegó a la RSC, cuando empezó a oír hablar de ella en los años 2003/2004, mientras ejercía como periodista económico. Poco a poco, se fue dando cuenta de que este concepto iba generando una mayor cantidad de información. Así que decidió formarse en Responsabilidad Social Corporativa por el IE Business School, y al finalizar, empezó a trabajar en Corresponsables: el medio de comunicación de RSC más importante de habla hispana, fundado en España en el año 2005 por Marcos González.

 

Actualmente lo dirige, con una presencia en ocho países de Iberoamérica: desde 2012 informa en México; desde 2014 en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Perú; y desde 2017 en Uruguay. “Esto nos hace tener una visión global de la Responsabilidad Social Corporativa en Iberoamérica y lo que hemos constatado es que desde hace años en todos los países de Latinoamérica existe también una gran demanda de gestión responsable. Si la comparamos con Europa, seguramente en nuestro continente exista un mayor avance en materia de RSC por haber impulsado antes este modelo de hacer empresa. Pero no hay tanta diferencia; quizá, la RSC en Latinoamérica necesita avanzar en Buen Gobierno y en materia de Derechos Humanos” afirma Pablo.

 

Pablo Martín considera que actualmente la Responsabilidad Social Corporativa está en constante evolución: “Cuando, por desgracia, llegó la crisis, muchos agoreros se apresuraron a decir que la RSC desaparecería. Pero ha sucedido todo lo contrario. Cada vez hay más necesidad de transparencia para las empresas y todas las organizaciones porque la sociedad y los diferentes grupos de interés - como empleados, inversores, aliados o entidades no lucrativas - se lo exigen”. De hecho, la demanda de la gestión responsable se ha reforzado en los últimos años. 2015 fue un año de inflexión para la RSC, con la aprobación del Nuevo Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (febrero 2015), que recomienda la incorporación de las políticas de RSC en los consejos de administración; con el lanzamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (septiembre 2015) y el Acuerdo de París (diciembre 2015) para luchar contra el cambio climático. “Y creo que en los próximos años seguirá aumentando la transparencia y la ética en todas las organizaciones”, asegura.

 

Y para ello, para impulsar la Responsabilidad Social Corporativa, Pablo Martín apuesta por la pasión y por el convencimiento que cada uno de nosotros debemos tener sobre nuestra capacidad para transformar nuestro entorno; siguiendo así la estela de la afirmación de Eduardo Galeano, y que tanto gusta de citar a Pablo: "Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

 

Pero también se necesitan líderes. Líderes responsables que verdaderamente tengan la creencia de que la RSC es una ventaja competitiva, que es rentable, que ayuda a hacer mejor empresa, que atrae el talento y genera empleados más satisfechos; y que asuman que con el desarrollo sostenible se genera un impacto positivo en las sociedades y en los países en los que las organizaciones tienen presencia. A partir de esa creencia de los máximos responsables de las compañías, asegura Pablo que es fundamental involucrar a toda la plantilla y a todos los colaboradores.

 

Sin duda, la Responsabilidad Social Corporativa es una ventaja competitiva para todas las organizaciones, sobre todo para las pymes, aunque muchas veces desconocen que realmente están haciendo RSC: “Simplemente por mantener y generar empleo, las pymes ya contribuyen al desarrollo de su entorno. Pero si además desempeñan su actividad comprometiéndose con la gestión medioambiental, colaborando con su entorno, contratando con proveedores locales o animando a otras pymes a que sean responsables, entonces están contribuyendo a una mejora del bienestar común, y, por tanto, están desarrollando RSC. Teniendo empresas responsables, ganamos todos y la sociedad mejora”, afirma Pablo.

 

Pero la RSC no es exclusiva de las grandes empresas, que realmente han sido las impulsoras durante este inicio de siglo; ni tampoco del Tercer Sector, al que por su carácter social se le presupone. La RSC es de todos los grupos de interés como la Administración Pública, las pymes, el mundo académico, los sindicatos, organizaciones empresariales y también de los medios de comunicación. “Los movimientos supranacionales como la ONU y el Pacto Mundial de Naciones Unidas, la UE o Global Reporting Iniciative (GRI) – el principal estándar para la elaboración de Memorias de Sostenibilidad - han impulsado a nivel global la Responsabilidad Social Corporativa, pero necesitamos del compromiso de todos para que siga contagiándose. Y las Administraciones Públicas tienen la responsabilidad de fomentar más las políticas responsables, por una parte, para ser más ejemplares en su función, y por otra, para que más empresas, sobre todo pymes, avancen en materia de RSC”. Y es que, según Pablo, la RSC se contagia, para bien, porque las empresas y organizaciones que la desarrollan sólo piensan en avanzar; y las personas que trabajan en ella siempre seguirán vinculadas a la gestión responsable y la ética.

 

Es importante no confundir RSC con acción social ni con filantropía, algo que suele ser común en las distintas organizaciones. Pablo Martín explica que la vertiente social en la RSC no vale de nada si no se equilibra con las otras áreas de la gestión empresarial, como la parte económica, la medioambiental, la gestión responsable de personas y proveedores y, todo ello, siempre bajo el paraguas de la ética.
Enamorado de la comunicación responsable y de la RSC, Pablo insiste en la importancia de comunicar la Responsabilidad Social Corporativa “para ayudar a trasladar la apuesta que realizan las organizaciones por la gestión responsable y para que otras organizaciones empiecen a plantearse qué es eso de la RSC”.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress