Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Bitcoin ¿cambio de paradigma a la vista?

Viernes, 8 de septiembre de 2017 | José María Hernández Prieto

Bitcoin es una moneda electrónica creada por un tal Satoshi Nakamoto en 2009. Al contrario que la mayoría de las monedas no depende de ningún emisor central sino que recurre a una base de datos para registrar las transacciones y utiliza la criptografía para conferirle cierta seguridad básica.

 

Parece un lío pero esta creación supone una revolución mayor de la que imaginamos, desafía al sistema bancario y monetario mundial ya que elimina la necesidad de la intermediación bancaria y garantías soberanas.

 

Hasta ahora cualquier transacción de dinero implica una comisión y tiene que pasar por un sistema centralizado por los gobiernos y los bancos centrales.  Así, los estados pueden ejercer un control sobre la actividad económica de cara a la aplicación de los impuestos, al igual que para impedir las actividades ilegales.

 

Los bitcoins se pueden transferir sin comisión alguna de manera global para comprar bienes o servicios sin que el fisco tenga conocimiento. El receptor de los bitcoins puede a su vez gastar sus ingresos  en bitcoins, creando de esta manera una maraña opaca de economía sumergida. La consecuencia de esto sería el hundimiento definitivo de la recaudación fiscal de los estados y como consecuencia mi buen amigo inspector José Ángel tendría que empezar a preparar unas oposiciones distintas de nuevo.

 

El sistema financiero minorista desaparecería ya que no se puede prometer intereses sobre una moneda de creación limitada además de que el dinero en el banco estaría menos seguro que en manos de los particulares ya que un trabajador del banco podría copiar las claves privadas de los clientes y largarse con el dinero sin que pueda ser recuperado.

 

En comercio exterior la implicación es de similar envergadura, ante la progresiva pérdida de valor del dólar de las últimas décadas, los países exportadores de petróleo podrían exigir el pago del crudo en bitcoins, los “petrobitcoins”. Esto lo convertiría inmediatamente en la divisa más importante en comercio internacional. El petrobitcoin les permitiría acumular valor sin preocuparse de la continua inflación del dólar.

 

Para amortiguar la depreciación del dólar los gigantes petroleros han creado fondos de inversión soberanos reinvertidos en infraestructuras e industria en todo occidente aunque conocen que ante un colapso financiero sus clientes podrían requisar estos bienes sin grandes dificultades. El único valor a salvo de la expropiación, depreciación o requisación es el bitcoin.

 

Estoy pensando en comprar un bitcoin, ¿qué opinan ustedes?

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress