Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

¿Cómo dejar de ser ‘cuello de botella’?

Viernes, 6 de octubre de 2017 | Encarna Teruel

En el artículo anterior a éste hablaba de los directivos 'cuello de botella' y en él mencionaba los comportamientos que los delataban y  qué había detrás de esos comportamientos.


En él me comprometí a escribir cómo dejar de ser uno, si resulta que te viste identificado en alguno/s de esos comportamientos que describí.


Lo primero de todo que quiero que hagas es pararte a pensar, si tú fueses un empleado de tu organización o de otra empresa, qué necesitarías o desearías de tu jefe o inmediato superior.


Coge papel y lápiz, anótalo (no podemos interiorizar solo con pensar. El hecho de verlo escrito nos ayuda a integrarlo). Haz una lista. Seguro que empezarías anotando cosas como que confíe en mí, que me deje autonomía, que escuche mis propuestas, que me ayude a crecer dentro de la empresa, que me atienda cuando tengo una dificultad, que no me critique a mis espaldas, que me diga de frente , lo que me ayudaría a mejorar, que sea ejemplo de gestión de emociones etc.


Realizado ese listón de cosas que tu desearías que tu jefe hiciera por ti -lo más exhaustivo posible-, empieza a analizar una a una de esas cosas que has señalado y puntúa del 1 al 10, cuanto tienes tú de eso (lo ideal es que otros te hicieran esa valoración, pero seamos honestos, no estamos preparados aún para que nos digan en qué no somos buenos), sé lo mas objetivo y honesto posible, contigo mismo.


Para hacer esta autoevaluación te recomendaría que no lo hagas en tu despacho, ni en la ubicación de la empresa, hazlo en otro entorno, en un entorno a ser posible de desconexión y fuera del horario de trabajo.


Tras eso, indaga cuáles son tus miedos entre los que enumeré en el artículo anterior  y tras ello, párate a pensar y tambien a escribir qué es lo peor que puede pasar si empiezas a ser un directivo facilitador, lo peor que le puede pasar a tus empleados, a tu empresa y a ti mismo y ¡!anótalo!


Ahora tras haber anotado cuáles son las peores cosas que te pueden ocurrir, anota que es lo mejor de serlo (de ser directivo facilitador), qué ganarás tú, qué ganarán tus empleados y qué ganará tu empresa con ese tipo de comportamiento.


Y tras eso, sostén en ambas manos las dos listas y por un momento párate a analizarlas.


Date cuenta de todo lo que ganarías delegando, aprendiendo a pedir resultados en lugar de estar pendiente del proceso. Aprenderías también a confiar más en los otros, confiando primero en ti mismo, aprendiendo a ser más tolerante con tus errores y por tanto con los errores de los demás, aprendiendo gestionar tus estados de estrés evitando trasladarlos a los otros, atendiendo a tu gente cuando lo necesita y así el resto de cosas que seguro anotaste, en el caso de que fueses tú el empleado.


Puede que pienses que no tengo idea de lo que estoy diciendo, pero tengo que decirte  que no es así, que hay mucha gente que ha conseguido dejar de ser ‘cuello de botella’ y asumir otro estilo de dirección mas facilitador, con los correspondientes resultados para la organización; solo es una cuestión de creencias y de ponerse en acción.


Diréis que muchas de estas cosas es difícil cambiarlas cuando has venido comportándote así 30 años. Pero te aseguro que si estás dispuesto a ello, que si has visto las ganancias de cambiarlo lo puedes hacer, pues las conductas son aprendidas y se pueden aprender nuevas conductas.


No lo conseguirás solo seguramente ni en un mes, pero con un poco más de tiempo, tu propio compromiso y ayuda de un profesional en el desarrollo de personas, lo vas a conseguir.


Ánimo y adelante, pues a la vuelta de unos meses te alegraras mucho de haberme leído.

 

¡Feliz semana queridos lectores!

 

@encateruel

www.encarnateruel.com
 

 

Artículos de opinión relacionados
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress