Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
COMISIÓN PARLAMENTARIA

Rato dice en el Congreso que Rajoy quería el rescate de España

El ex vicepresidente afirma también que tuvo que conformarse con el rescate bancario

Martes, 9 de enero de 2018 | Redacción

[Img #52858]



El ex presidente de Bankia y ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar, Rodrigo Rato, ha dado a entender hoy en el Congreso que el Gobierno de Mariano Rajoy quiso el rescate de la economía española en su conjunto tras su llegada al poder y, sin embargo, sólo logró el del sector financiero en el verano de 2012.


En junio de 2012, ha asegurado, España solicitó "el único rescate que le ofrecieron" y la prima de riesgo española llegó a 700 puntos básicos, más de 400 puntos por encima que un año antes, lo que contribuyó a que entre enero y septiembre de ese año, 250.000 millones salieran de la banca española, el 25% del PIB.


El rescate a la banca, ha explicado durante su intervención en la comisión que investiga la crisis, se consiguió después de que De Guindos, a poco de asumir el cargo afirmara que el sector necesitaba más de 50.000 millones.

 

A partir de ese momento, las acciones de todos los bancos empezaron a caer y el Ejecutivo se apresuró en aprobar dos decretos con mayores exigencias para cubrir el riesgo inmobiliario.

 

El primero de ellos llegó en febrero y el grupo BFA-Bankia fue capaz de cubrirlo, pero el segundo decreto llegaría en mayo de 2012 y antes de que se aprobara, según Rato, De Guindos le exigió que dimitiera como presidente de Bankia.

 

La petición llegó durante una reunión con Rato y los principales banqueros del país -Emilio Botín, Francisco González e Isidro Fainé, presidentes entonces de Banco Santander, BBVA y CaixaBank-.

 

Pero no se trataba del primer encuentro entre De Guindos y los grandes banqueros, ya que Rato ha detallado que antes había habido otros dos en los que el ministro llegó a encargar a los competidores que calcularan las provisiones que necesitaría Bankia.

 

En ninguna de aquellas citas, ha añadido, estuvo presente el Banco de España, al que Rato cree que directamente se le ocultaron.

 

Además, ha recordado que tras su dimisión, De Guindos cifró en 7.000 millones las necesidades de Bankia para cumplir con los nuevos requerimientos de provisiones, por lo que teniendo en cuenta que el grupo ya había dotado parte, le quedaban unos 5.000 millones.

 

Sin embargo, también ha rememorado que De Guindos añadió en aquel momento que el Gobierno estaba dispuesto a dar a los nuevos gestores de Bankia, ya presidida por José Ignacio Goirigolzarri, todo lo que pidieran y se tradujo en una inyección de más de 19.000 millones y la pérdida de 4.500 prestados inicialmente al grupo.

 

Sobre la ayuda requerida por el actual equipo de Bankia, Rato ha recordado que desde el Banco de España, el entonces director general de supervisión, Jerónimo Martínez Tello, consideró que esa cifra era la que garantizaba un 13% de beneficio para un inversor mayorista.

 

Absorber las pérdidas de 4.500 M€

De su etapa como banquero y de la salida a bolsa de Bankia, por la que se sentará en el banquillo, Rato ha reiterado que en junio de 2010 la fusión prevista por Caja Madrid era con cinco cajas pequeñas, pero un mes después le citan en el despacho del gobernador del Banco de España, en aquel momento Miguel Ángel Fernández Ordóñez, para que sume a Bancaja.

 

Después de una inspección del supervisor de dos años, el Banco de España consideraba "plenamente absorbible" con el dinero prestado por el FROB, unos 4.500 millones, las pérdidas esperadas.

 

Posteriormente, las mayores exigencias de capital para las cajas llevaron al grupo germen de Bankia a decidir salir a bolsa, operación que aprueba tanto el Banco de España como el Ministerio de Economía, al igual que cualquier plan de la entidad.

 

Bankia salió a bolsa en julio de 2011, captó más de 3.000 millones y más del 40% entre inversores institucionales, "como exigió la CNMV", con un descuento muy superior al estimado inicialmente pero "cumpliendo escrupulosamente" con las condiciones impuestas por los reguladores.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress