Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Señora Báñez, un respeto por favor

Lunes, 5 de febrero de 2018 | Arturo Andreu

¿Qué pasa si les digo que no tengo ganas de hablar de Puigdemont, ni del manoseado y nauseabundo procés catalán, ni del triunfalismo del PP a costa de los whatsapp del sujeto huido a Bruselas para escapar de la ley? No quiero hablar de ellos. Estoy cansado de  escuchar siempre lo mismo a una clase política que parece vivir en otro planeta. Este asunto —y no deseo restar importancia al drama que el tema catalán supone para los españoles en tantos aspectos de nuestra vida— está sirviendo como coartada para tapar vergüenzas de nuestra democracia que sí tocan, como dirían nuestros ancestros, “a las cosas de comer”.

 

Por ejemplo, está sirviendo para que no se hable con ecuanimidad de un tema que afecta ya a casi diez millones de españoles, y que afectará y angustiará a muchos otros en los años por venir: las pensiones. Está sirviendo para que, distraídos con el señuelo catalán,  no le digamos con la suficiente contundencia a la señora Fátima Báñez, ministra de Empleo,  que no nos tome por tontos a los españoles.


Esta mañana -escribo el artículo siendo las 11,30 horas de la mañana del jueves 1 de febrero- le acabo de oír, tan pancha y convencida ella, que durante los años de la crisis los pensionistas hemos mantenido el poder adquisitivo, pese a los avatares por los que todos los españoles hemos tenido que pasar. Y me he preguntado oyéndola si ella misma estaría creyéndose lo que decía, pues para cualquier persona, ya no digo culta sino medianamente avisada, es notorio que semejante afirmación dista bastante de la realidad.


¿Es mantener el poder adquisitivo que el Gobierno decrete la subida de un 0,25 por ciento en las pensiones cuando la inflación este año, sin ir más lejos, ha estado por encima del 1 por ciento? ¿Es mantener el poder adquisitivo que los precios de los productos básicos suban un año sí y otro también, desde hace bastantes, y que la Seguridad Social nos envíe una carta cantándonos las excelencias del susodicho 0,25 por ciento? Eso sí, este año no han traducido en tal carta la subida a Euros/mes, se ve que les ha dado un cierto sonrojo hacerlo.


Allá por septiembre, creo, -ya se nos empezaba a escapar el verano-  escuché a un conocido economista hacer las cuentas y le salía casi una pérdida de un 20 por ciento de poder adquisitivo real en las pensiones desde que el Gobierno decidió ese glorioso 0,25 por ciento de aumento anual. ¿A qué viene entonces el triunfalismo de la señora Báñez? Un respeto, por favor.


Con todo esto se puede entender el creciente movimiento entre los pensionistas instando a devolver la carta de marras a sus orígenes madrileños, con una contundente y escatológica frase, que seguro ustedes conocerán,  escrita en la dirección. Es que no es para menos.


En fin, que el asunto de las pensiones tiene la suficiente enjundia y profundidad como para que nuestros responsables políticos le dediquen una reflexión más seria y profesional que la banalización que esta señora hace cada vez que habla sobre ellas. No la oigo reflexionar, sin embargo, acerca de las causas reales que subyacen en un problema de tanta importancia para todos: Que con la reforma laboral que ella misma, y el Gobierno al que pertenece, hicieron precarizaron el empleo y se cargaron las cotizaciones a la Seguridad Social y, por lo tanto, el sistema de bienestar y justicia que los españoles hemos estado construyendo durante tantos años y que tanta estabilidad  y progreso nos ha proporcionado.


Posdata: ¡Ah! Y cuando se pongan a reflexionar en serio sobre las pensiones, que jubilen a Celia Villalobos antes. Muchos sentirán un cierto alivio y alguna  esperanza.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress