Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
AUTO JUDICIAL

La Audiencia de Murcia da carpetazo a las denuncias de Miguel Durán contra sus hermanos

El tribunal condena en costas al empresario y le acusa de mala fe

Miércoles, 7 de febrero de 2018 | Redacción

[Img #53413]



La Audiencia Provincial de Murcia ha cerrado la batalla judicial que mantenía el empresario Miguel Durán contra sus hermanos por el control de Dugralia, la sociedad inmobiliaria de la familia. El tribunal archiva el procedimiento y condena en costas al empresario.

 

Las sucesivas querellas que Miguel Durán había presentado contra sus hermanos por la forma en que se estaba gestionando las empresas familiares venían siendo desestimadas y archivadas. A juicio de los querellados, las denuncias no tenían ningún fundamento y eran “una estrategia para tratar de presionar y recuperar el control de las sociedades”.

 

El antiguo responsable del grupo ha ido presentando una batería de denuncias, prácticamente contra todas las decisiones empresariales que se había adoptado desde que fue desplazado del control de las sociedades en 2011. La más significativa, tanto por su alcanza y contenido como por su repercusión en los medios de comunicación, fue la querella por delitos societarios, estafa, apropiación indebida y falsedad que Miguel Durán presentó por la administración de Dugralia.
 


Esta querella fue archivada provisionalmente en febrero del año pasado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Totana, por considerarla como infundada. Aquel auto judicial desestimó uno a uno y de forma detallada todos los supuestos delitos que Miguel quería imputar a sus hermanos.

 

Este auto de archivo fue recurrido por Miguel Durán ante la Audiencia Provincial. Ha sido ahora esta instancia judicial la que en un auto firmado el 30 de enero ha ratificado la decisión del Juzgado de Totana, indicando que la decisión del juzgado “explica tan extensamente los argumentos del sobreseimiento que ni siquiera la parte recurrente los ha combatido”. También impone el pago de las costas al querellante y le acusa de actuar “de mala fe”.

 

Con ello, la Audiencia archiva el conflicto penal en Dugralia, contra el que no cabe recurso, según explican los abogados de la familia, los letrados penalistas de Garrigues en Murcia, Julián Lozano e Ignacio Pérez Valero.


Los hermanos Durán afirman que ellos únicamente quieren centrarse en su propia actividad empresarial, así como apoyar en lo posible a las empresas familiares, para intentar que continúen remontando “los efectos de la mala gestión de Miguel en el pasado, y el daño que todos estos procesos judiciales han causado en los últimos años”.  

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress