Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Las pequeñas, que son grandes

Lunes, 12 de febrero de 2018 | Francisco Martínez Ruiz

Es absolutamente cierto que en nuestra Región existe un ecosistema empresarial que, al margen de las pegas y  de las noticias contradictorias que en el plano macroeconómico y de modelo leemos con frecuencia, posee un empuje y un dinamismo a prueba de crisis. Podría decirse aquí eso de que a fuerza de reveses ganaron, no los portugueses, sino los murcianos.

 

Y nos encontramos con informaciones que nos hablan de grandes compañías, en sectores punta, que despliegan su actividad por medio mundo y parte del otro con una extraordinaria capacidad de adaptación e innovación.

 

Pero no suelen visualizarse mucho esas pequeñas empresas, de pueblos pequeños y/o que tocan sectores sin, digamos, mucho glamur.

 

Imaginemos una pequeña empresa en un sector que no parece imbuido en la agenda de la Industria 4.0, una de las pequeñas que toca la mediación inmobiliaria, y en una población que desde luego no es Frankfurt.

 

Que fue capaz de crecer  durante la crisis. Que en el aparente  estrecho margen que ofrece el palo -perdón- actividad que desarrolla, ha sido lo suficientemente innovadora para introducir un concepto como la tarifa plana para sus servicios. Que desde su ubicación en - digámoslo ya- Torre Pacheco, gestiona edificios en media España. Con una plantilla inevitablemente reducida. Y que le queda aún sentido para ayudar a que los críos (y crías ) de su pueblo puedan ir al futbol a Murcia poniendo de su bolsillo la logística, algún regalico y...corazón.

 

José Miguel y Sandra, que así se llaman los capitanes de esta pequeña grande son, como no podía ser de otra manera, gente normal. Es decir, un perfil poco frecuente. Hacen las cosas sin grandes pantallas mediáticas, pero cuando te cuentan su día a día, sus proyectos, cómo creen que lo inmobiliario -que por estas tierras no es precisamente santo de devoción-, puede y debe hacerse bien, gastando formalidad, y ayudando a todo el que puedan, piensas: jod...con estas pequeñas como Inmopolt, y otras muchas.......


Son Grandes.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress