Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Pacto mundial por la ética para ganar el futuro

Lunes, 19 de febrero de 2018 | Jesús Martínez

El Instituto de Fomento de la Región de Murcia ha organizado unas jornadas para el próximo 23 de febrero con el título ‘Presentación de la Agenda para el Impulso Industrial y Tecnológico en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia’, cuyo objetivo es “dar visibilidad a la semana europea Watify de la transformación tecnológica”, según recoge la información difundida por el propio organismo público para su promoción. Indudablemente, la innovación, las nuevas tecnologías y la industria 4.0 son pilares sobre los que debe crecer la economía para depender menos del exterior y ser más competitiva.


Avanzar en cuestiones que ayuden a alcanzar un futuro próspero es necesario, pero también lo es que ese futuro se construya sobre cimientos que soporten el crecimiento. La Región de Murcia es en 2018 líder en abandono escolar, en economía sumergida, en endeudamiento, en deterioro del medio ambiente y en corrupción. Para conquistar el futuro, es prioritario activar medidas y políticas que reviertan esta situación, lo que incluye invertir en capital humano, luchar contra la economía sumergida y apostar por la responsabilidad social en todos los ámbitos. Es necesario diseñar políticas para mejorar la transparencia, incrementar la cadena de valor, proteger el medio ambiente, luchar contra la corrupción y ayudar a mejorar la calidad del empleo, reduciendo la temporalidad y cualquier tipo de discriminación.


La Región de Murcia podrá alcanzar el horizonte de prosperidad que necesita solo si antes corrige esos factores de fragilidad. No se puede construir un futuro firme sobre un presente que se tambalea. La apuesta por las nuevas tecnologías es necesaria pero los esfuerzos deben centrarse a la vez en abandonar el furgón de cola de las políticas educativas, económicas y sociales, y eso se hace trabajando y con una Administración comprometida.


Todas las empresas públicas de la Región de Murcia, en línea con su compromiso con los ciudadanos, deberían adherirse al Pacto Mundial de la ONU para la gestión ética (la iniciativa voluntaria más importante en materia de Responsabilidad Social Empresarial –RSE-), empezando por el Instituto de Fomento, e implementar los diez principios que este Pacto establece para promover el desarrollo sostenible en las áreas de derechos humanos y empresa, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción en las actividades y la estrategia de negocio de las empresas.


Los organismos dependientes de la Administración pública deberían introducir la filosofía de ese Pacto de la ONU en su estrategia de gestión y hacerlo de forma decidida, no solo como una campaña de promoción. De ese modo, todas las empresas públicas se verán comprometidas a impregnar su gestión de estos valores éticos y la sociedad será su mayor beneficiaria. El Pacto Mundial se configura, así como el revulsivo que la sociedad murciana necesita para construir un futuro centrado en las personas, que es el objetivo por el que los partidos políticos y los gobiernos deben luchar.

 

@kalydoscopio

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com. Periódico económico de la Región de Murcia
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress