Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REPORTAJE

Cinco tips de organización laboral para jóvenes

El día da mucho de sí en tanto se tenga un orden estratégico y una secuencia adecuada en las actividades

Martes, 6 de marzo de 2018 | Redacción

[Img #53851]

 

Tener un negocio exitoso se debe en gran parte a como esté organizado el mismo; los grandes empresarios lo saben, mientras que otros no tan avanzados lo pasan por alto. Para quien se inicia el mundo laboral, un consejo: organiza el tiempo.


Comúnmente se suele decir “el día no es suficiente” y tal expresión es completamente falsa. El día es suficiente para todo lo que se tiene que hacer, siempre y cuando se tenga un orden estratégico junto con una secuencia adecuada en las actividades.


Para quienes están comenzando en el mundo del emprendimiento (y algunos ya “consolidados”), estos son los tips a los que debes aferrarte:


•    Es necesario sacrificar
A pesar de que exista un equilibrio entre las labores y el tiempo de entretenimiento, por ejemplo, en la mayoría de las ocasiones es probable sacrificar algunas cosas para sacar el máximo provecho a la jornada de trabajo.


Es importante priorizar para estar lo más enfocado posible en una actividad y que esta tenga una calidad excepcional. Algunas actividades irán quedando a un lado con el tiempo, en parte también a la evolución que vaya experimentando cada persona.


Es difícil (o casi imposible) llevar esa “vida perfecta” de película donde se trabaja al máximo diariamente, se duermen las horas adecuadas, se sale con los amigos cada fin de semana y se mantiene una relación grandiosa con la familia. No, no es para nada sencillo.


A pesar de que hay tiempo para todo, cabe resaltar que no hay una secuencia entre todas estas actividades. En ocasiones el cansancio se hará presente y alguna actividad se verá afectada, por lo que priorizar el descanso será lo mejor, por ejemplo.


•    Equilibrio entre calidad y cantidad
La productividad que se busca con una mejor organización no consiste en solo la cantidad del trabajo hecho; la calidad del mismo también juega un papel fundamental en el resultado.


De nada vale mucho trabajo si no es de calidad. El arte de la productividad está en el equilibrio que exista entre ambos aspectos; con tiempo disponible y una mente concentrada se puede llegar mucho más lejos de lo que se piensa.


•    Buscar alternativas
No existe una formula de organización perfecta y comprobada. Dado que todas las personas son diferentes, cada una tiene sus maneras de estructurar el día a conveniencia para llevar a cabo las actividades que busca.
Nunca se sabrá cual es la organización correcta si no se busca la manera de clasificar las actividades. Todo es ensayo y error; en ocasiones se ejecutarán métodos equivocados, por lo que se debe ir alternando hasta encontrar la mayor efectividad posible.


Hay muchos factores que influyen y hacen que siempre se deba estar abierto a cambios. Tipos de trabajo, motivación, condiciones y salud son solo algunos de aquellos que más influencia tienen.


•    Un plan para todo
Claro que es posible concretar las ideas geniales que se tienen en mente; siempre que se tenga un plan y se realice una estrategia efectiva, los resultados se irán dando hasta cumplir el objetivo final. Es ley.
Planear los pasos a seguir es una de las mejores recomendaciones a la hora de organizar. Lo mejor es ir colocando pequeñas metas y objetivos en el camino a recorrer hasta el sueño que se busca cumplir; esta es una gran manera de enfocarse en lo actual.


La improvisación sirve de poco y nada. En el mundo de los negocios todo funciona mejor con un plan, un estudio y una estrategia para afrontar cualquier cosa.


•    Dividir trabajos
No dividir con alguien más, necesariamente; se pueden fraccionar trabajos grandes para ejecutarlos de la mejor manera y mantener el orden en el proceso. Con una buena clasificación se es capaz de afrontar todos y cada uno de los retos.


Los proyectos de gran magnitud, esos que pueden catapultarte por las nubes laboralmente, requieren de mucho tiempo, esfuerzo, estudio y demás. Es decir, son demasiado para un día o corto momentos; ¡Divídelos!


Compartir los proyectos con alguien más o un equipo de trabajo es opcional, depende de cada quien. Si bien presenta muchas ventajas, se tiene que tener en cuenta que las ganancias netas no serán las mismas, pero es importante recordar el punto de la productividad y estudiar la propuesta.  

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com. Periódico económico de la Región de Murcia
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress