Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
LIDERAZGO RESPONSABLE. LÍDER.ES

Tomás Martínez Pagán: “La RSC es justicia, no bondad”

Directivo en Mecánicas Boea - LídeR.ES es una iniciativa de MurciaEconomia.com y la Cátedra Internacional de RSC de la UCAM

Miércoles, 7 de marzo de 2018 | Fernando Abad

[Img #53895]Si RSC o RSE son términos relativamente nuevos en el mundo empresarial, y se utilizan o no para definir buenas actitudes y comportamientos, lo importante era y es practicarlas. “No hay un momento concreto en que yo sea consciente de iniciar mi andadura en la Responsabilidad Social. De hecho, yo creo que siempre las he aplicado en mi vida laboral aún sin reconocerla como tal”. Quien así se expresa es Tomás Martínez Pagán, directivo en la empresa Mecánicas Bolea, a quien se le puede definir como cartagenero, primero, directivo empresarial… y comprometido. “Si utilizamos o no el término RSC es lo de menos, no son más que normas básicas de convivencia y respeto y siempre he tratado de guiarme así en mi vida profesional”.

 

Poner en práctica un código ético en sus empresas es lo que ha marcado su vida profesional por una convicción personal: “Tenemos que implicarnos de forma activa en la defensa de los derechos humanos y del medio ambiente. Estos son nuestros principio en el Código Ético”, afirma Martínez Pagán, quien recuerda cómo la plasmación en papel del Código coincidió con la adhesión de su empresa al Pacto Global de Naciones Unidas en el otoño de 2016.

 

El Pacto Global de Naciones Unidas se desarrolla en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, unos objetivos que bien conocen tanto trabajadores como clientes y proveedores de Mecánicas Bolea. De hecho, la difusión de estos principios son unos de los temas principales del boletín que mensualmente publica y distribuye la empresa. También esto es RSC.

 

La espina que el empresario mantiene dentro de la RSC es la dificultad en implementar políticas de alcance global y que no dependen directamente de la empresa “sino que se tengan que realizar de forma conjunta”. En el otro extremo, en las mieles, “todo lo relacionado con los temas que se pueden abordar y que afectan a nuestros empleados”. Habla en este sentido en igualdad de género, la reducción de desigualdades, producción y consumo responsable, uso de energía renovables…, etc. como ejemplo de buenas prácticas en la empresa.

 

“¿Es filantropía o acción social?” Se ríe ante la pregunta Martínez Pagán, porque considera que aún hay quien sigue confundiendo los dos conceptos porque no se han detenido a profundizar en ello. “La RSC no es un acto de bondad, si no de justicia”.

 

Señal de prestigio

Si bien la RSC ha llegado para quedarse y extenderse, aún queda camino por recorrer y para ello, considera el empresario, lo más directo y lo que diera mejores resultados a más corto plazo es que los gobiernos se implicasen, lanzando campañas que fomentasen la implementación de la Responsabilidad Social en la empresa con ciertas ayudas en forma de deducciones o bonificaciones a quien la practicasen.


Tomás Martínez Pagán también es consciente de que la RSC es, en cualquier caso, una señal de prestigio para la empresa que la aplica. Es decir, que el beneficio económico ni es ni debe ser el único fin. Pero para ello se precisa que dentro de la propia organización haya un líder que tengaamplio conocimiento de la empresa y, principalmente, gran capacidad de comunicación para poder extender ese espíritu a todo el colectivo.

 

En este sentido, entiende que demostrar entusiasmo desde la cúpula es fundamental para contagiarlo al resto del colectivo. Es, lo que define, “predicar con el ejemplo”, y no solo para que todo el colectivo de la empresa asuma los principios, sino que serviría de ejemplo a otras empresas y organizaciones. “Si no somos capaces de transmitir este ejemplo, difícilmente vamos a conseguir que otros se animen a subirse al carro”.


Por último, como responsable de una empresa, también valora que aquellos que no practiquen buenas prácticas serán descubiertos más tarde o más temprano y finalmente serán penalizados especialmente por los consumidores “que están dispuestos a premiar o castigar a una empresa por su desempeño en el área social o medioambiental”.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress