Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REPORTAJE

La historia de las máquinas tragaperras en España: de mundo físico al online

Llegadas en las primeras décadas del siglo XX, no se legalizan hasta 1981 tras sucesivas prohibiciones

Viernes, 13 de abril de 2018 | Redacción

[Img #54531]



Muchas veces se dice que la mejor forma de afrontar el presente es a través del conocimiento y estudio del pasado. Y aunque se pueda vivir igualmente si acercarse a las raíces, tampoco pasa nada por echar la vista atrás de vez en cuando. En el caso de las tragaperras, nadie duda ya en España de su popularidad ni de su atractivo en nuestro día a día. Pero, ¿cuál es su historia? ¿Cómo han llegado a nuestro país y qué caminos han recorrido? Si quieres saberlo, continúa leyendo porque te lo desvelamos a continuación.


Los juegos de azar en general no calan en la población hasta bien entrada la era moderna. Sobre todo a partir del momento en el que los estados se deciden a reconocerlos como una pieza más del engranaje y consecuentemente los regulan sometiéndolos a un estricto control.


En cuanto a las máquinas tragaperras, no es hasta finales del S. XIX cuando ve la luz la primera. Creada por Charles Fey, da sus primeros pasos en los Estados Unidos. Su llegada a Europa se produce unos cuantos años más tarde una vez que se asienta primero al otro lado del Atlántico demostrando que no es solo un negocio rentable, sino también una forma de ocio irresistible.


En España, sin embargo, sigue siendo una abstracción de la que solo han oído hablar unos pocos. Nuestro país no atraviesa su mejor etapa en los primeros lustros del S. XX y, pese a que ya existen algunos casinos dentro de nuestras fronteras, su oferta no contempla las slots ni nada que se le parezca.


Durante la dictadura de Primo de Rivera, muchos de estos casinos cierran o quiebran debido a que el juego se prohíbe. Y tampoco tienen mejor suerte durante la II República, donde los lugares destinados a estas actividades se convierten en centros culturales.


Como ves, aunque ahora la situación es completamente diferente y antes de comenzar a jugar puedes empaparte de consejos útiles sobre tragaperras online, elegir entre decenas de casinos o aprender a jugar a múltiples tipos de slots en línea, no siempre ha sido así.


Tampoco mejora la situación al estallar la Guerra Civil española en 1936, y empeora durante la larga dictadura del general Franco (la prohibición de los juegos de azar y los casinos continúa por décadas).


Sin embargo, todo cambia en 1977 tras la muerte del dictador. Al poco tiempo y con el comienzo de la democracia se deciden legalizar nuevamente los casinos y los juegos de azar. Pero no sucede lo mismo con las máquinas tragaperras hasta el año 1981 (tres años después de que se apruebe la Constitución de 1978).


Lo curioso es que la legalización en España se produce de otro modo. Al contrario que el resto de vecinos europeos, aquí se permite, bajo licencia, eso sí, colocar máquinas tragaperras no solo en los salones recreativos, sino también en sitios como cafeterías o bares. Esto potencia sin remedio su popularidad y en pocos años se convierten en un boom sin precedentes en la historia de nuestro país.


Y así hasta nuestros días, con la ventaja de que a día de hoy ya no tienes ni que salir de casa para jugar. Con la irrupción de los casinos online y la regulación del juego en línea es todo mucho más fácil y la oferta, además, apabullante (clásicas, videotragaperras o jackpot progresivos). Anímate porque te esperan horas de diversión a base de clics y, quién sabe, ¡quizá también algún premio multimillonario!

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress