Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cuarenta euros sin código de barras

Viernes, 27 de abril de 2018 | Belén Pardo

Cuarenta euros le ha costado a Cristina Cifuentes dejar "el privilegio inalcanzable para muchos" de ser presidenta de la Comunidad de Madrid. La dimisión que no había conseguido durante un mes un máster ficticio, la ha conseguido en unas horas dos tarros de crema, que no pasaron el código de barras por la caja  del supermercado: "un error involuntario" de la expresidenta.

 

Por las cremas, Cifuentes ha pagado un precio muy alto siete años después. Lamentablemente ese vídeo, que apareció en un diario en el momento más oportuno, será por lo que recordarán a Cristina Cifuentes y no por  la gestión que ha realizado durante tres años ayudando a los madrileños, creando empleo, haciendo política social, bajando impuestos, etc...

 

Me viene a la memoria el caso de un ex consejero de Cultura murciano, que cuando dejó la vivienda puesta a su disposición por el Gobierno, incluyó en el traslado algunos muebles que había disfrutado durante su etapa. Todo se achacó a la empresa de mudanzas. Desde entonces nadie recuerda ni el nombre ni la labor del ex consejero, solo se alude a él como el político que se llevó los muebles. Una etiqueta dificil de despegar.

 

Yo no sé si Cristina Cifuentes es cleptómana. Sí he visto en el vídeo que, cuando le requieren el importe de las cremas, lo paga. El hecho tiene lugar en una empresa privada y con un vigilante de seguridad, y me pregunto ¿todos los procesados acutalmente que presuntamente han utilizado dinero público para embellecer, no su cara sino sus arcas, son cleptómanos también?, ¿qué vigilante les ha pedido que enseñen su bolso?

 

Los saqueadores de las arcas públicas, los que utilizan el dinero de todos los españoles para su disfrute personal no han pasado por ningún vigilante, no los han metido en ningún cuarto con cámaras y no han devuelto nada de lo que no les pertenece.

 

Las cremas han hecho resbalar a una política con futuro, la caída ha tenido consecuencias muy graves. Algunos están utilizando ahora cremas para frotarse las manos porque desde el día en el que apareció en el programa de Bertín Osborne 'En tu casa o en la mía', Cristina daba la imagen de una política distinta, una nueva savía, con posible ascenso, y eso obstaculizaba a muchos. Por ello ha pagado un precio muy alto, sin código de barras.

 

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress