Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

¿Susurrar al oído o gritar en la oreja?

Jueves, 10 de mayo de 2018 | Juanma Soriano

El marketing digital ha conseguido organizar la cita perfecta con nuestro público objetivo. Diferentes técnicas, logaritmos y estrategias de medición han conseguido favorecer el encuentro con el que sueña cualquier marca: estar junto a las personas que están interesadas en su producto en el momento en el que están pensando en su producto, para hablarles.

 

Como agencia de publicidad sabemos que un buen planner digital es capaz de lograr esa magia y acercarnos al oído de nuestros enamorados, en el momento en el que se mueren por escucharnos. Es tal la armonía que son capaces de conseguir, que despierta mi instinto asesino ver cómo tantas marcas desaprovechan esta oportunidad, gritando como unos gañanes ¡¡¡piiiiiiiiiiiiiiiiiincha aquí, gachón!!! mientras golpean sin ton ni son bombos y platillos desacompasados o, lo que es muchísimo peor, lanzando un mensaje anodino.

 

Por favor, señores de la competencia y futuros clientes, si hemos sido capaces de llegar junto al oído de nuestro público objetivo, aprovechemos para decirle la palabra justa, a media voz y con cariño, tirando de estrategia de mensaje y creatividad para terminar de enamorarlos, cimentar nuestra marca y conseguir que este impacto útil sea el primero de una larga historia de amor.

 

Me parece atroz, incluso deprimente para la profesión, ver como algunas empresas, e incluso algunas agencias y numerosos “gurús” de lo digital están convencidos de que la planificación se sobra y se basta para seducir a nuestros públicos. Todo ello, sin pararse a pensar que impactar no es lo mismo que seducir y que, estando tan cerquita de nuestros clientes, es muy fácil decirles ¬–y que recuerden durante mucho tiempo– algo que no les guste o que les haga descubrir que no somos tan guays, divertidos, interesantes o profesionales como pensaban. Porque, tal vez, hemos llegado junto a su oído para gritarles a viva voz un mensaje plano, sin estrategia, sin concepto y sin creatividad.

 

Como decían los de Young&Rubicam en los anuncios de Pirelli, “la potencia sin control no sirve de nada” y, en este caso, la planificación sin creatividad tampoco. Porque ¿saben un secreto? en el siguiente clic que dé nuestro amado público objetivo, se va a encontrar con el mensaje de nuestros competidores y, solo en el mejor de los casos, ellos también le gritarán en la oreja ¡¡¡piiiiiiiiiiiiiiiiiincha aquí, gachón!!!

 

Juanma Soriano, creativo de Portavoz

 

@PortavozDigital

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress