Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REPORTAJE

Facebook perderá el liderazgo de las redes sociales en cuatro años

El ‘gigante’ ha comenzado la pérdida de usuarios, algo hasta ahora inédito

Viernes, 11 de mayo de 2018 | Marc Pidelaserra | Universitat Oberta de Catalunya

[Img #55157]

 

La crisis de reputación que ha experimentado Facebook a raíz de la filtración de datos personales a la empresa Cambridge Analytica ha reactivado un debate latente sobre el futuro de la red social más famosa del mundo. La compañía de Mark Zuckerberg está revisando en estos momentos su política de privacidad y afrontando comisiones de investigación, como la del Senado de Estados Unidos o la del Parlamento británico, además de algunas denuncias, como la que interpuso la Agencia Española de Protección de Datos. De hecho, el pasado lunes trascendía que la compañía abrirá oficinas en la Torre Agbar de Barcelona para luchar contra las 'fake news', una medida "de efectividad dudosa", según el profesor de Comunicación de la UOC, Ferran Lalueza.


De momento, la compañía sigue siendo la líder indiscutible de las redes sociales en el mundo. De hecho, Facebook ha presentado nuevamente resultados económicos positivos, con beneficios de 4.990 millones de dólares en el primer trimestre de 2018, un 63% más que el año pasado. Pero varios estudios sobre el uso de la red social por parte de los usuarios marcan un punto de inflexión relevante. Según explica Ferran Lalueza, profesor de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, durante el último trimestre de 2017 el número de usuarios activos de esta red social en Estados Unidos y en Canadá disminuyó de los 185 a los 184 millones, lo que supone “un antes y un después; nunca hasta ahora en la historia de Facebook se había registrado un descenso de usuarios en estos dos países, que constituyen uno de los principales baluartes de su mercado global”.


Si nos centramos en el mercado español, el número de perfiles de Facebook también retrocedió repentinamente y pasó de 24 a 23 millones en 2017, de acuerdo con el IV Estudio sobre los usuarios de Facebook, Twitter e Instagram en España, que la consultora The Social Media Family divulgó. En España, el descenso también rompe la tendencia de crecimiento sostenido. Además de perder usuarios, Facebook ha visto cómo se reducía el tiempo que estos le dedican, que la propia compañía cifra en unos 50 millones de horas al día. ¿Supone esto, por tanto, el principio del fin de Facebook?

 

La caída de la hegemonía
Ferran Lalueza, experto en redes sociales, augura que Facebook perderá usuarios masivamente en cuatro años. Para justificarlo, identifica siete factores:


Pérdida de usuarios jóvenes.

En materia de redes sociales, quienes marcan tendencia son los jóvenes y –particularmente– los adolescentes. “Desgraciadamente para Facebook, ya hace bastante tiempo que los públicos más jóvenes han dejado de interesarse por esta red y han emigrado a otras plataformas más acordes con su estilo y sus valores y que, además, les permiten alejarse de la comprometedora supervisión parental”, apunta Lalueza. Un estudio de la consultora eMarketer cifra en 2,8 millones el número de usuarios estadounidenses menores de veinticinco años que abandonaron Facebook en 2017, y “la previsión más conservadora para este 2018 es que esta sangría continuará con la pérdida de otros 2,1 millones de usuarios adolescentes o jóvenes adultos en Estados Unidos y 700.000 en el Reino Unido”, añade.

 

El peso del liderazgo.

Lalueza califica de “muy insuficiente” el control sobre las noticias falsas –a pesar del anuncio de hoy–, el escaso respeto hacia la privacidad de los usuarios y las sospechas de propiciar un uso adictivo no son mérito exclusivo de Facebook, pero como red social líder se ha convertido en el blanco preferente de las críticas que apuntan al lado más oscuro de los medios sociales.

 

La disminución del tiempo de uso.

Actualmente la penetración de WhatsApp en España (73%) ya supera la de Facebook (69%), de acuerdo con el informe Digital in 2018, de We Are Social. “Podría alegarse que WhatsApp no es propiamente una red social, sino una aplicación de mensajería instantánea, pero en la práctica la mayor parte del uso que se hace en el día a día se solapa considerablemente con el uso que se puede hacer en una red como Facebook”, considera el experto.
Pérdida de usuarios activos. La disminución de uso de la red es un problema relevante para la compañía, ya que, como explica Lalueza, “el negocio de Facebook es el mercadeo con la información que los usuarios le proporcionamos. Cuanto más activos somos en esta red social, más datos revelamos sobre nuestras preferencias, nuestros vínculos, nuestras aficiones, nuestros hábitos (incluidos los de consumo), nuestra ubicación, etc. En el momento en que adoptamos una actitud más pasiva, que es precisamente lo que ahora está sucediendo, la gallina de los huevos de oro se ve seriamente amenazada”. Los cambios que se han implantado recientemente en los algoritmos para hacer prevalecer los contenidos de particulares sobre los contenidos corporativos y mediáticos apuntan exactamente en esta dirección.


El auge del contenido audiovisual.

Las redes sociales no son ajenas a las modas, y actualmente los vídeos son el tipo de contenido que más crece en todas las plataformas. “Aunque Facebook ha realizado un esfuerzo notable para adaptarse a los tiempos que corren, las redes y las aplicaciones que ya nacieron con vocación visual (las que podríamos denominar nativas visuales) siempre le llevarán cierta ventaja en este terreno. Particularmente entre los perfiles más jóvenes, que como hemos visto son los que marcan tendencia”, explica Lalueza.


El aumento de la competencia. Lalueza explica que, si hasta ahora la estrategia de la compañía había sido “comprar o copiar la competencia”, ahora las otras empresas están haciendo lo mismo y copian a Facebook. Como ejemplos cita la duplicación del límite de caracteres en Twitter o los cambios de Snapchat para hacer prevalecer el contenido audiovisual y las menciones.

El último factor: el todo o nada
El profesor de Derecho y Ciencia Política de la UOC Ismael Peña-López explica que Facebook sigue la lógica de las economías de red. Estas empresas se benefician cuando aumenta la cantidad de usuarios activos, ya que mejoran la eficiencia y la eficacia de sus servicios a la vez que tienen cada vez más público. “No te compras un coche sin tener en cuenta la disponibilidad de servicio técnico, al igual que no te cambias de banco si no tiene cajeros automáticos”. A la vez, “cuanta más gente lo usa, más cajeros o más talleres; cuantos más talleres o cajeros, más clientes”, afirma Peña.


Facebook sigue la misma lógica, y por eso Ferran Lalueza explica que “la eventual caída de la red social, por tanto, no solo será estrepitosa: será muy rápida”.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress