Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Nueva Zelanda: número Uno para hacer negocios

Martes, 3 de julio de 2018 | Pablo Cantero y Paco Méndez

Por segundo año consecutivo, Nueva Zelanda ha obtenido el primer puesto de la lista en el informe Doing Business 2018 del Banco Mundial por su facilidad para hacer negocios, por delante de otras 190 economías.

 

Se reconoce así la efectividad de los reguladores comerciales de Nueva Zelanda, destacando la velocidad y la eficiencia del proceso de registro de una empresa.

 

En la siguiente tabla se pueden ver los parámetros estudiados por el Banco Mundial a la hora de elaborar el listado, y el puesto que ocupa Nueva Zelanda en cada uno de ellos:

 

[Img #56351]

 

Fortalezas

Las fortalezas de Nueva Zelanda son particularmente pronunciadas cuando se trata de comenzar un negocio; ocupa el primer lugar: tiene el menor número de procedimientos requeridos (uno) y el menor tiempo para cumplirlos (0.5 días). Nueva Zelanda ha sido el país mejor clasificado en el mundo en esta medida durante los últimos 10 años.

 

También tiene una alta puntuación en términos de construcción de transparencia normativa, servicios de pago de impuestos y protección de los inversores minoritarios.

 

Nueva Zelanda reformó el sistema de pago de los impuestos mediante la introducción de sistemas para presentar y pagar impuestos en línea.

 

El país obtiene puntajes altos en la construcción de regulaciones, y toda la legislación relevante se puede encontrar en un sitio web oficial del gobierno.

 

Este país se proclamó por primera vez como el número uno en octubre de 2016, después de que Singapur ostentara el primer puesto durante más de una década.

 

Las clasificaciones para el último informe se determinaron ordenando los puntajes agregados en 11 temas, otorgando el mismo peso a cada tema, con economías referenciadas para junio de 2017.


Según la clasificación parcial del Doing Business, Nueva Zelanda, además de estar entre los países en los que es más sencilla la apertura de una pequeña o mediana empresa, es el segundo país donde más fácilmente se obtiene la licencia de apertura, tras Dinamarca y destaca por lo simple que resulta registrar una propiedad.


La forma de cálculo del Doing Business cambió en el informe 2015 y con ésta nueva metodología se volvió a recalcular el Doing Business 2014.


Al no recalcular los informes anteriores, se produce en muchos países un cambio en la posición que tienen en el ranking entre los años 2013 y 2014, que únicamente se debe a dicho cambio metodológico.


En el informe de 2017 se añade la evaluación de los procesos posteriores a la declaración y pago de impuestos (devolución, auditorías fiscales y recursos fiscales administrativos).


Obstáculos
El país de Oceanía puede estar a miles de millas de los principales mercados de Occidente, pero las cadenas de suministro mundiales y las nuevas tecnologías de comunicación han salvado este obstáculo.


Si desde España se traza una línea imaginaria que atraviese el centro de la tierra, el punto que emerge al otro lado del planeta es un rincón de Nueva Zelanda.


La distancia entre Auckland -la capital económica de este país oceánico de 4,7 millones de habitantes- y Madrid es de casi 20.000 kilómetros.


Capacidad de recuperación
Tras salir de la crisis financiera de la pasada década en un tiempo récord, Nueva Zelanda ha mantenido una tasa de crecimiento del PIB superior al 3%.


Además, las previsiones no apuntan a un cambio, ya que se estima que en los próximos cinco años la economía neozelandesa crecerá de media un 2,3%. Cifra que será posible gracias al rápido aumento de la población y al impulso de la actividad constructora en la isla norte del archipiélago.


Oportunidades para la empresa española
En la región de Auckland, que acumula tres cuartas partes de la riqueza del país, este sector está viviendo un verdadero boom inmobiliario, donde se espera que se construyan hasta 450.000 nuevas viviendas.


Un tirón del que se pueden aprovechar las empresas españolas, al desembarcar en un mercado en el que se tarda sólo doce horas en constituir una empresa y dos días en registrar una propiedad.


Además de la vivienda, el gobierno neozelandés tiene como objetivo fomentar el desarrollo de infraestructuras y la innovación, para lo que aprobó en 2016 la medida “Innovative New Zealand Package”: un paquete de 25 iniciativas, por un valor de 526 millones de euros para los próximos 4 años, que busca incentivar el emprendimiento y el crecimiento económico.


Por otro lado, el objetivo prioritario del recién elegido gobierno laborista es el fomento de las energías renovables y la tecnología, para conseguir que su país sea eficiente tanto para el abastecimiento de las ciudades como de la agricultura y la ganadería, un sector que ocupa la mayoría de las exportaciones.

 

@AAConsulting1 @Emprende_Global

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress