Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Motivos

Viernes, 13 de julio de 2018 | Juan Tomás Frutos

El día nos regala un beso. Nos sitúa con calma en un regazo especial, el de la voluntad de mejora. Los plazos son suaves, medios, sin prisas, y eso da garantías. Los tiempos son interesantes.

 

Nos volcamos en los anhelos de los ancestros, que desearon lo ideal para nosotros. Nos hacemos posibles sin permisividades extrañas. Las apuestas honradas nos hacen ganadores.

 

Importa lo que hacemos, lo que somos. Nos respaldamos. Hemos de añadir salsa a la fortuna que es hallarnos vivos. Aportemos dinamismo.

 

La locura regala fábulas que nos reportarán más felicidad. Nos dejaremos ver por las luces, que tanto calor y deseo nos imprimen.

 

Hay una gran hilera de oportunidades. Lo sabemos, pero es conveniente recordar las opciones con las que contamos, sobre todo si fomentamos el papel de los amigos.


Pintemos de bonitos colores los pasos que vamos dando. De vez en cuando buscaremos el silencio para meditar sobre cuanto ocurre, pero seamos valientes igualmente para bailar y cantar haciendo que la existencia de los coetáneos sea sensacional.

 

Somos capaces de solucionar todo. Hemos de sacar fuerzas de donde no las hay. Podemos ocasionar que rebosen nuestros corazones de contento y de destreza desde el dinamismo de intentar los óptimos fines.

 

Averigüemos lo que somos y algunos porqués, y cambiemos lo que sea menester para que, cuando amanezca, nos preguntemos si estamos alegres y, en paralelo, tengamos motivos y criterios para contestar que sí.

 

Sin prisa, sin pausa

Desde ese afán, nos agarramos a las sensaciones de más felicidad, a las que nos ofrecen consuelo, sosiego, a la que nos brindan la oportunidad del amor, de seguir por los vericuetos de la amistad, de las miradas profundas, de las creencias en los demás.

 

Fomentamos la risa, nos otorgamos contento, nos frenamos ante lo que no nos conviene. Decimos no a las perturbaciones de la soledad. El conjunto gana frente a lo individual.


La actitud, así, ha mejorado, y nos sentimos plenos de energías para compartir y expandir hasta un infinito figurado y real. Podemos ser, y lo sabemos.

 

Enganchamos con las personas a las que amamos de una manera especial. Es genial que ocurra, pero sobre todo lo es porque lo advertimos. No podremos evitar las tormentas que se sucedan hoy o cualquier otro día, pero sí pende de nuestras almas el cómo las afrontamos. Seguro que sacaremos beneficio a todas las opciones. Lo haremos sin prisa, sin pausa.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com. Periódico económico de la Región de Murcia
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress