Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Los encuentros estivales de Junior Empresas

Lunes, 23 de julio de 2018 | Ismael Novo

Allá por 2008 me encontré con una situación bastante desagradable que desde FEJERM tuvimos el placer de solucionar y marcar escuela sin reinventar la rueda y analizando nuestros vecinos. Todos los eventos del año de nuestra red eran organizados en hoteles caros y entornos de negocio donde no existía ni una sola convivencia en vigor en ese momento. La gente se peleaba más que otra cosa porque ni se conocía. La participación caía drásticamente en verano por aquellos tiempos y desde el minuto 0 el equipo de esa época llegamos a una sencilla conclusión. Con el dinero que cuatro pájaros se iban a Madrid podríamos coger una casa rural apartada toda la semana y montar una convivencia que reforzara lazos con jóvenes de toda España.

 

¡Ojo! Mientras en otras asociaciones mataban la participación de su gente para colar parejitas y aprovechar plazas libres para tener un retiro barato de amor, aquí no existía problema alguno, las camas eran ilimitadas por definición en base a lo barato y retirado del sitio. De un objetivo inicial muy humilde de 25 personas y 10 universidades casi duplicamos e incluso al ser toda una semana se consiguió que mucha gente viniera media semana y otra diferente la otra media. Allí pude conocer a personas que fueron clave en mi vida a la hora de trabajar puesto que las diversas dinámicas ayudaron a conocernos mejor. No siempre en los negocios hay tiempo de ver donde has nacido, que haces, donde estás o que quieres conseguir más allá de un sueldo fijo respetable. De la formalidad pasamos al ocio pero no al de piscina-cubata-fiesta.

 

Las chicas trabajaron semanas enteras para deleitarnos con una coreografía y los chicos cual machotes hicimos una liguilla de fútbol, era otra época donde genero y sexo no eran un problema para disfrutar de la vida. Para cocinar hubo concurso de mejor paella, rutas en bicicleta o para ver estrellas, motivadores de AJE y AMUSAL (que no formadores) y hasta un sevillano algo tocado por el Stroh que era nuestra gasolina, nos motivó para hacer una procesión con la mesa del comedor. Desde luego no fue una fiesta continua (solo puntual con muchos puntos) pero las dinámicas hacían divertido trabajar. Tradujimos los Rainbow Books de nuestra confederación Europea en solo 4 días, plantamos semilla de nuevos proyectos o solventamos muchos conflictos internos con gente que no tenía mala intención, únicamente miedo a quedarse atrás.

 

Nacieron tres marcas en su momento. 'Encuentro Emprendedor Universitario' que se nos fue de las manos ya que hacíamos memorias de cada evento y eso encanto a nuevos patrocinadores que surgieron… Sin darnos cuenta en su tercera edición estábamos en un resort en Canarias a un precio de risa ya que se consiguió mantener precio reducido. El EFJE, Encuentro Federativo de Junior Empresas que inventó mi sucesora para terminar de formalizar todo fue todo un éxito institucional ya que se celebraba en el CEMACAM e incluso alguna edición se aprovechaba para conocer a gente de toda la región juntándose con otras entidades en el “Congreso Universitario de Asociaciones Juveniles” que también se fue de madre y acabó con edición hasta en Sierra Nevada.

 

Mucha gente pregunta últimamente sobre este tipo de eventos… ¿Puedo ir? ¿Debo ir? A pesar de que no hay una Asamblea General de asociados todos los órganos de la Confederación son abiertos. Eso significa que, aunque no se tenga voz la asistencia es profundamente interesante para ir aprendiendo a donde se está entrando.  No debemos caer en la perversión de esta nueva generación de millenials que más que nunca practican la “usura del conocimiento”. Las envidias de que la gente pueda aprender más que tu y se queden atrás les obsesionan, sobretodo porque saben que su generación anterior y la sucesora son mucho más responsables están haciendo mucho daño actualmente.

 

Se acaba de celebrar el encuentro estival de Junior Empresas de este año, mucho más profesional y ya formalizado por la Confederación Española. Considero que muchas universidades se siguen perdiendo una oportunidad esplendida para sus alumnos intentando crear sus propios eventos y sus propias asociaciones empresariales. ¿No va siendo hora de dejar de reinventar la rueda señores? La oportunidad es excelente y cambiará tu vida. Tanto si eres un alumno esponja como si eres un gran profesional que quiere compartir sus experiencias en un panel. Fue en estos eventos donde pude conocer a un ex director general de Repsol gracias a nuestra querida Ingenia y sus consejos muchos los tenemos hoy más presentes que nunca.

 

Las últimas semanas he podido oír muchas tonterías de que no tiene sentido ir a una mesa de presidentes si no eres presidente o a un encuentro de federaciones si no eres una federación. Aunque en el fondo venga bien para filtrar la paja del oro… Señores… Que todos vamos al cine y no somos películas o vamos a un estadio y no somos un "partido"… Los nombres son nombres, las personas personas y los tontos tontos.

 

@ismael_novo

 

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress