Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La foto que incomoda

Jueves, 2 de agosto de 2018 | Vicente J. García

Kevin Carter, periodista, pudo hacer esta fotografía en el puesto de alimentación de Naciones Unidas en Sudán, donde todos los días morían de hambre muchas personas (niños, mujeres, hombres).

 

[Img #57128]Carter recibió muchísimas críticas por esta imagen tan desgarradora, que a la vez contiene muchísimos mensajes. Pero la gente del denominado 'primer mundo', tenía la preocupación de cómo era posible que  Carter fuera tan inhumano y no hubiera ayudado a ese pobre niño sin espantar aquel buitre que parecía esperar una oportunidad.


Por esta imagen a Kevin Carter, le concedieron el mayor de los premios que un periodista pueda desear, el premio Pulitzer. Y cómo no, aún le llovieron más críticas. Hasta tal punto, que el mismo año de recibir el Pulitzer se suicidó.

 

Pero seamos realistas, imágenes como esta deben de repetirse todos los días en muchos países. Por desgracia, la gente se muere de hambre, lo sabemos, tenemos asumido que es así y nos molesta una fotografía que nos indica la realidad diaria. Somos así de cínicos.

 

Esta fotografía, me sirve para reflexionar sobre varios temas:

 

I.- Como se 'juega' en la Bolsa de Chicago (por ejemplo) con los precios de las materias primas que afectan directamente a estos países, donde una subida del precio del cereal, por poco que nos parezca, para estas personas puede suponer el morir de hambre, por la falta de recursos. Mientras, otras personas con esas oscilaciones, pueden estar ganando mucho dinero a costa de vidas humanas .


II.-    ¿Somos conscientes de la comida que desperdiciamos? Seguro que todos los días, tiramos comida a la basura por muchas “razones”. Ha caducado, no nos gusta, esta mala, hemos cocinado mucho. Deberíamos ser más consecuentes y consumir lo que realmente nos es necesario. Los productores y puntos de venta, además deberían de ser, más solidarios y repartir todo el excedente entre los más necesitados o donarlo a ONG,s que puedan hacer ese menester. Los países, por su parte, pueden hacer políticas favorecedoras de un consumo racional y sostenible, además de poder hacer llegar al resto de países necesitados aquellas herramientas y ayudas que puedan necesitar para paliar la hambruna.


III.-   Terminar de una vez por todas con toda la desigualdad que tenemos, que siempre hemos tenido, pero que cada vez, es más acusada. Según el 'Informe sobre Desarrollo Humano 2014' de Naciones Unidas, el 1% de la población mundial, apenas 700.000 personas, poseen, acaparan o controlan el 90% de toda la riqueza que se genera . Bernardo Pérez Andreo en su libro, “La sociedad del escándalo”, denomina a ese 99% de la población, como a la no-élite. Donde muy acertadamente indica que, el actual modelo neoliberal, necesita para poder subsistir a una parte de esa no-élite. Esta parte de la población debe evitar que el resto de la gran mayoría de la población nos demos cuenta de la situación o intentemos su transformación. Esa parte de la no-élite, para Bernardo Pérez, son ni más ni menos, que los medios de comunicación, creadores de opinión, educadores, ejércitos o policía que tienen la misión de impedir por la fuerza o por la disuasión que las mayorías puedan o quieran rebelarse ante dicha situación de desigualdad.

 

Debemos de querer construir una sociedad basada en valores. Valores que hagan fuertes a las personas ente un sistema que quiere destruir tanto nuestra casa común, como a la misma persona. Todos debemos poner al hombre en el centro de reflexión . Solo en ese momento, se podrá conseguir un modelo de sociedad digno, justo e igual para todo el mundo.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress