Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Con buenos Ojós

Viernes, 3 de agosto de 2018 | Belén Pardo

Cada vez que alguien me pregunta por un lugar con encanto en la Región les digo que vayan a Ojós, porque este municipio es especialmente sorprendente y me atrajo desde la primera ocasión que lo visité.


Situado en la margen derecha del Segura es un pueblo de extraordinaria belleza: sus casas bajas en calles estrechas rodeadas de flores, que conservan la armonía con el paisaje que les rodea, así como las mansiones señoriales con escudos de armas sobre sus fachadas de piedra impactan al visitante.


Con un censo de 500 habitantes su belleza y el dinamismo de Ojós son extraordinarios.


Si bien la ocupación de los ojeteros es la agricultura de frutales y cítricos, el turismo es ahora un sector importante. Ya solo el museo ha recibido durante 2017 a 3.400 visitantes, contabilizados por el pago de la entrada, sin contar los que asisten a las diferentes exposiciones temporales y talleres, pero otros miles pasan por las rutas de senderismo o bicicletas, y son frecuentes los autobuses con visitas guiadas que quieren conocer este bonito rincón murciano y degustar sus típicos borrachos, montenevados, rollos de anís o el guiso de trigo, el potaje, las gachamigas, las gachas y otros. Entre las tradiciones peculiares de este municipio se citan la subasta de los tronos para las procesiones de Semana Santa, el juego de las caras el Viernes Santo, la Enramá, el Rosario de la Aurora y la Cohetada, una de las más importantes de España y que se realiza al final de la procesión de San Agustín y la virgen de la Cabeza el día 28 de agosto.


Y es que llegar a Ojós es un regalo para el visitante que puede conocer el patrimonio histórico, etnográfico y natural de la localidad en la que perdura la importancia de los moriscos en la zona, pasando por los dos márgenes del río Segura, el lavadero, el molino harinero o los restos del molino de esparto, el Salto de la Novia o los huertos de limoneros


También son de destacar las actividades culturales que tiene a lo largo del año con una amplia agenda de exposiciones, talleres, pregón de navidad, recitales, y las fiestas  patronales de Ojós en honor a San Agustín y la Virgen de la Cabeza que se celebran del 25 al 29 de agosto, y para las que los grupos parlamentarios en la Asamblea Regional han votado por unanimidad que sean declaradas como de Interés Turístico Regional con lo que, sin duda se va a mejorar la proyección turística de este municipio. Estas fiestas tienen su origen en el siglo XVII, con el cambio de los antiguos patronos (Santiago y San Felipe) por los actuales, San Agustín y la Virgen de la Cabeza, fecha en la que se sitúa el origen de la popular cohetada que es el corazón de las celebraciones, y en la que el 28 de agosto miles de cohetes iluminan el cielo y se reflejan en el cauce tranquilo del Segura a su paso por la localidad

 

Es de alabar el esfuerzo del alcalde, Pablo Melgarejo y la Corporación, para potenciar el conocimiento de este impresionante enclave murciano, mejorar sus infraestructuras, su proyección turística y, por lo tanto, la creación de empleo y riqueza. En este año se han acometido obras como la reposición de la red de agua potable del campo de Ojós, una piscina municipal, la inauguración del jardín de las Hespérides, se está construyendo un  puente colgante sobre el Río Segura en El Solvente y se va a colocar una tirolina en la misma zona como nuevos atractivos turísticos; otra previsión es entoldar el auditorio del Jardín de los Expulsos para contemplar actuaciones durante el día, así como una acera para seguridad en la avenida del río Segura; también se ha licitado el proyecto del camino de la Siberia, camino que sólo era utilizable por senderistas y animales de carga, como los burros, y que da acceso a unas zonas agrícolas y forestales que tienen espectaculares muros de piedra seca cuya agricultura ha sido abandonada por la dificultad de acceso y que, gracias a este camino, podrá volver a mostrar su esplendor paisajístico original.


Con frecuencia Ojós es sede de celebraciones de congresos sobre historia como el Congreso Internacional de Arte, Naturaleza y Paisaje en el Mediterráneo que se celebrará entre el 11 y el 13 de octubre de 2018; es de destacar el acto anual en el mes de octubre de la Conmemoración de los Expulsos con una serie de actos en honor a los moriscos expulsados del Valle de Ricote.

 

Por la popularidad de sus fiestas, la belleza de sus procesiones, lo pintoresco de pasear por sus calles disfrutando del olor a alhábega con que se adornan sus tronos  y su cohetada, por su belleza, atractivo y singularidad en su conjunto, Ojós es un municipio pequeño de la Región pero grande en hospitalidad y encanto.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress