Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La electricidad y el siglo XIX. El papel en las telecomunicaciones y en general en los negocios y empresas

Lunes, 1 de octubre de 2018 | Aquilino García

“La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante.” - Søren Kierkegaard

 

Este domingo hemos estado trabajando duro terminando un proyecto que arranca este lunes 1 de octubre en un cliente y hemos vivido escenas de pánico cuando se fue la luz sin motivo aparente.


Sí, sin electricidad las autopistas de la información del siglo XXI simplemente nos llevan al siglo XIX. Las comunicaciones junto con los edificios sanitarios, Protección Civil, industria química, energética, agroalimentaria, farmacéutica y los transportes, son infraestructuras críticas de un país. Pero solo la electricidad y el transporte nos devuelven al siglo XIX.

 

Pensemos en un terremoto como el de Lorca de hace seis años, a escala nacional y dejando las carreteras fuera de servicio. O una huelga de transporte de días que deje sin abastecimiento a las gasolineras. Pues bien, hoy día podemos asegurar que sin energía eléctrica el grado de parálisis de un país como España sería aún mayor. Sin electricidad se para la industria (toda), se para el transporte y se paran los servicios.

 

Desde el año 2013 viajo a África por motivos profesionales y observo que cualquier hotel, edificio de viviendas o pequeña empresa dispone de un grupo electrógeno movido por gasoil. Allí, la energía suministrada depende en su gran mayoría de otros combustibles y la curva de consumo produce fallos de suministro diarios.

 

En España los grupos electrógenos solo se reservan para esas industrias o servicios críticos (hospitales, industria química,… ). Imaginemos por un momento una línea de proporciones de país (la que lleva la energía de las plantas de ciclo combinado o yérmica de Escombreras) que deja de estar en servicio por catástrofe natural o sabotaje. Posiblemente restablecer el servicio lleve horas, sino días, en los que la mayoría de las empresas de servicios quedarían convertidas en la nada absoluta. Sin energía no funciona la informática, las telecomunicaciones, la industria… Sencillamente no funcionan.  

 

Los grupos electrógenos actuales, lo mismo que el resto de los motores diésel, son mucho más eficaces que los de antaño y la relación consumo/kw es cada vez menor. Es más caro que la energía producida por los suministros de energía por los costes del transporte del diesel y de los impuestos.

 

La capacidad necesaria de un grupo, la rapidez de conmutación o la sincronización de la tensión de salida son parámetros que añaden coste, pero mejoran la calidad de la energía suministrada.


Si el grupo alimenta sistemas de riego por goteo, la calidad de la energía es mucho menor que si estamos fabricando fármacos o si el grupo es necesario para operar en un quirófano o mantener la energía del datacenter. En todos los casos es siempre necesario estudiar qué necesitamos y para qué.

 

Diariamente estudio los requisitos de centros de datos de mis clientes y, claro, las necesidades de energía en caso de emergencia (ausencia de energía del suministrador). Siempre elegimos la calidad necesaria y la potencia suficiente para alargar la vida de los grupos que elegimos.

 

En Murcia hay grandes empresas que fabrican grupos electrógenos de calidad: Himoinsa, Pramac, Alfa Generators, Inmesol. Todas las soluciones de éstos y otros fabricantes son aptas para casi todos los usos, pero casi más importante que el producto, es más importante el integrador que instala y mantiene dicho grupo. En caso de que todo falle, si el grupo suministra energía, nuestro negocio no se parará.

 

¡Ah!, el tamaño del depósito determina las horas de autonomía del grupo. Sin gasoil no funcionará.  

 

@AquilineGarcia

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress