Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El besamanos Sánchez

Lunes, 15 de octubre de 2018 | Belén Pardo

Los invitados que esperábamos en los salones del Palacio Real el turno para saludar a los Reyes, en la recepción ofrecida con ocasión del día de la Fiesta Nacional, estábamos ajenos al ‘fallo’ de protocolo del presidente del Gobierno durante el besamanos.


[Img #58584]El besamanos es un acto público en el que se saluda a los Reyes o a las autoridades en señal de adhesión. Sánchez y su mujer querían participar en él, pero solamente pudieron recibir el saludo de Ana Pastor que, con sorpresa, se los encontró después de la Reina.


En un salón próximo nos encontramos varios murcianos como  Alberto Aguirre de Cárcer, director del diario La Verdad, asiduo a esta recepción, y Miguel Ángel Centenero, director del Conservatorio de Murcia, quien me argumentó que estaba allí porque el Conservatorio había cumplido cien años y le otorgaron la Medalla de Oro de la Región. Mientras comentamos los rostros conocidos que llegan, le explicó como transcurre el acto y le adelanto que lo bueno vendría después, refiriéndome a la reunión de todos los invitados en uno  los salones contiguos al Salón del Trono,


Y nunca una expresión más acertada, porque lo bueno sí que vino después,  conforme llegaban a los móviles las imágenes de Pedro Sánchez y  su mujer, cuando les invitaron a salir del salón del trono, ante la cara de asombro de la presidenta del Congreso: la única persona  de la que pudieron recibir saludo el presidente del Gobierno y su esposa.


Mientras recorría el salón me encontré con más murcianos: el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras y su pareja Juana Alonso; el alcalde de Murcia, José Ballesta y su mujer Pilar Viñas. La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón presumía con un conocido que gobernaba el Ayuntamiento con seis concejales de los 27 que tiene la Corporación.


Cerca más murcianos: el presidente del TSJ, Miguel Pascual del Riquelme; el fiscal jefe José Luís Díaz Manzanera y su mujer, la abogada Isabel Vera; el magistrado del Tribunal Supremo Juan Martínez Moya; el ex ministro Federico Trillo; el director del CESEDEM, general Rafael Sánchez Ortega y su mujer  María José Chico de Guzmán y la también murciana Mamen Cid, acompañando a su marido el teniente general Rubén García Servet.

 

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa fueron los invitados más solicitados, hasta el punto que Isabel se sintió agobiada porque no se podía mover. Tanto el Premio Nobel como ella derrochaban amabilidad y le recordé que unos años antes nos había invitado a Pepita, la mujer del empresario Tomás Zamora, y a mí a tomar el té en su casa de Puerta de Hierro. Creo que pocas murcianas hemos recibido esa invitación de Isabel Preysler.


Echamos en falta al número dos del PP, al murciano Teodoro García Egea. López Miras, me dice que está enfermo con gripe.


Vargas Llosa me preguntó por Victorino Polo, del que hace tiempo que no sabe nada, y recordó su investidura de doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia.


La vicepresidenta Carmen Calvo me alabó el Museo Arqueológico, que inauguró en su anterior etapa como ministra de Cultura, Me dijo que era de los mejores de España.


Cristina Narbona no aludió al agua pero sí me dijo que vendrá pronto a Murcia.


Mientras hablo con el ministro de Ciencia, Pedro Duque, se acerca un invitado que interrumpe nuestra conversación y suelta textualmente “me alegro de hablar con un técnico como yo, porque tú y yo somos técnicos y sabemos que dos más dos son cuatro, pero todos los que están por aquí son abogados, economistas, políticos y para ellos dos y dos son tres con ocho o tres con nueve”. Reproduzco totalmente su discurso porque Pedro Duque se quedó con idéntico desconcierto que Ana Pastor cuando cumplimentó a Sánchez, o quizá pensó que era mejor volver al espacio.


Ser ministro para oír esto…

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
ANTONIO
Fecha: Miércoles, 17 de octubre de 2018 a las 01:18
Deliciosa crónica. Y que Vargas Llosa preguntase por Victorino Polo, en una asociación de ideas de genio, demuestra que el trabajo del profesor Polo dejó una huella indeleble en un todo un maestro de la literatura. Voy a intentar que me llamen para la del año que viene.

MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress