Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JORNADA

Siete de cada diez empresas familiares no sobreviven a la segunda generación

Fremm celebra una jornada sobre la necesidad de contar con un ‘Protocolo’ familiar’ para dar continuidad a la empresa

Martes, 6 de noviembre de 2018 | Redacción

[Img #59122]

 

El protocolo familiar, (‘Constitución familiar’) es el único instrumento existente en la actualidad para evitar, en lo posible, un desastre dentro de una empresa regentada por una familia, cuando afronta el cambio generacional, según se puso de manifiesto en el Desayuno del Metal, celebrado por la Federación de Empresarios Fremm.


En España nueve de cada diez empresas son familiares. “La mayoría de los fracasos de una generación a otra es porque los fundadores no preparan ni a la empresa, en cuanto gestión, ni a la organización, ni a los herederos. El 70% se caen o se venden en el paso de la primera a la segunda generación. Un 20% de las que superan el cambio generacional, desaparece con la llegada de la tercera, y un 7% no superará el cambio de la tercera a la cuarta. Sólo el 3% de las empresas familiares existentes en España supera la cuarta generación y logra sobrevivir”, indicó Florencio Molinero Vaca, ponente del desayuno, economista, máster MBA del IESE y especialista en empresa familiar.

 

El cambio generacional
La “Claves de la sucesión en la gestión de las empresas familiares. El papel de los cónyuges”, centró la intervención de Molinero, quien sostuvo que en España se está produciendo una transición de nuevas generaciones en empresas familiares, para lo que recomendó al empresariado “no tener miedo a planificar una sucesión con tiempo suficiente, cuando todavía está en condiciones físicas y psíquicas excelentes”.

 

También aconsejó a los asistentes que todos los miembros de la familia firmasen el protocolo para garantizar la supervivencia y gestión de la empresa.

 

Pasos a dar
La ruta planteada en el Desayuno del Metal a seguir en las empresas familiares partió de la importancia de reflexionar sobre la continuidad de la empresa en el futuro, para continuar con la formación optima de los sucesores y el cambio del gobierno corporativo de la empresa, para pasar del administrador único, en el momento de la fundación, a los consejos de administración, comités directivos y consejo de familia.


Sin sentimentalismos: ‘cabeza bien fría’
Si los descendientes no disponen de una formación adecuada para gestionar la empresa familiar, Molinero instó a recurrir a la contratación de una persona ajena. “Lo que se espera de una sociedad mercantil es que cumpla unas responsabilidades sociales hacia sus trabajadores, su entorno, sean proveedores, clientes o el resto de la sociedad –a través de impuestos- y, por supuesto, la propia familia”.

 

Durante la charla se destacó, asimismo, el papel que juegan los cónyuges en el cambio generacional, que el ponente calificó de “fundamental”. Para comenzar, recomendó a los presentes que, si optaban por elegir a un miembro de la familia para dirigir y gestionar la empresa, hiciesen la elección por sus cualidades, actitudes y aptitudes para dirigir. Al igual que sugirió no convertir la sociedad en “reinos de taifas”.  “Esto es siempre un desastre. Y no todos somos iguales”.  


Garantizar el poder adquisitivo
Ante la llegada de la jubilación, Molinero propuso la creación de ‘Consejos de sabios’ en la empresa para tener presente la experiencia del hasta ahora dirigente. Asimismo, defendió la importancia de incluir en el protocolo familiar un compromiso de todos los sucesores en mantener el nivel de vida del que se venía disfrutando en activo, al igual que garantizar el mismo importe para el viudo o viuda, en caso de fallecimiento.

 

“Nadie es imprescindible y las cosas se pueden hacer de diferente forma. De todas formas, la posibilidad de una gerencia ajena a la familia, siempre existe. Y como dice el título del libro de un amigo mío, hay que continuar por todos los medios y poniendo los medios”, concluyó, además de resaltar en la importancia de recurrir a profesionales para abordar un asunto tan delicado como es el cambio generacional en la empresa.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación en los comentarios de este medio implica la aceptación de las normas. Las opiniones mostradas son exclusivamente responsabilidad de los lectores y en ningún caso son reflejan la opinión de murciaeconomia.com
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MurciaEconomía.com.
MurciaEconomía.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress